Inicio Mundo Alegría y tristeza en Kurdistán por Nobel de la Paz a Nadia...

Alegría y tristeza en Kurdistán por Nobel de la Paz a Nadia Murad

Compartir
Erbil, Iraq, 5 oct (PL) Alegría mezclada con amargura caracterizaba hoy a la minoría étnica kurda de los yezidis con el premio Nobel de la Paz obtenido por una de sus integrantes, Nadia Murad, junto al ginecólogo congoleño Denis Mukwege.

Los magnavoces del palacio de Gobierno en esta ciudad, reprodujeron la buena nueva que acarrea un sentimiento de dolor y tristeza por todo lo que pasó Murad cuando fue rehén del Estado Islámico.

Nativa de la ciudad de Kocho, la escogida por el comité Nobel vivió un infierno tras ser secuestrada en 2014 y convertida en esclava sexual.

Su actividad de difusión para condenar el genocidio contra los yezidis despertó la conciencia mundial sobre los crímenes cometidos por el grupo terrorista.

‘El Comité Nobel de Noruega otorga el Premio Nobel de la Paz para 2018 a Denis Mukwege y Nadia Murad por sus esfuerzos para poner fin al uso de la violencia sexual como arma de guerra y conflicto armado’, anunció Berit Reiss Andersen, presidente de la organización noruega.

Los integrantes del Estado Islámico invadieron el 3 de agosto de 2014 a Kocho y las aldeas vecinas y asesinaron a cientos de hombres, mujeres y niños y tomaron cautivos a otros miles, entre ellas a Nadia.

Regresar a casa, al parecer, trae muy malos recuerdos a la hoy ganadora del Nobel, pues solo lo hizo en junio de 2017.

Según Khairi Bozani, representante yezidi ante el Ministerio de Asuntos Religiosos del Kurdistán, unas mil 200 personas murieron a manos de los extremistas el primer día del ataque.

Más de mil yezidis, en su mayoría mujeres y niñas, siguen desaparecidos.

https://www.prensa-latina.cu

Print Friendly, PDF & Email
Compartir