Inicio Mundo EE.UU. vuelve a acusar a China de presunta interferencia electoral

EE.UU. vuelve a acusar a China de presunta interferencia electoral

Compartir

Washington, 4 oct (PL) El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, reiteró hoy las acusaciones realizadas por el Gobierno norteamericano de que China está interfiriendo en las elecciones de medio término, una denuncia ya rechazada por Beijing.

En lo que algunas fuentes describen como una campaña anti-China a nivel de toda la administración estadounidense, el vicemandatario sostuvo que el gigante asiático busca dañar al presidente Donald Trump y al Partido Republicano.

Durante una alocución ante el conservador Instituto Hudson, en esta capital, Pence dijo que China está extendiendo su poder ‘de manera más proactiva y coercitiva para interferir en las políticas internas de Estados Unidos’.

Para decirlo sin rodeos, el liderazgo del presidente Trump funciona; China quiere un presidente estadounidense diferente, afirmó.

Tales comentarios se hacen eco de una acusación similar realizada por el jefe de la Casa Blanca la semana pasada en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde, sin presentar pruebas, señaló que China ya interfiere en las elecciones de medio término de 2018.

Según Pence, la supuesta intromisión electoral del territorio oriental es una respuesta a la decisión de Trump de imponer aranceles a los productos chinos, al afirmar que con sus medidas de respuesta Beijing ‘ha apuntado específicamente a industrias y estados que desempeñarán un papel importante’ en los comicios de este año.

Añadió que más del 80 por ciento de los condados norteamericanos seleccionados por Beijing para imponerles aranceles votaron por el gobernante republicano en 2016; ‘ahora China quiere poner a estos votantes en contra de nuestra administración’.

Sin embargo, el vicemandatario, quien no ofreció evidencias de sus declaraciones, dejó fuera el hecho de que la controvertida política arancelaria adoptada por Trump ha afectado también a otras naciones, y que tanto los miembros de la Unión Europea como otros países también aplicaron tarifas de represalia.

De acuerdo con el diario USA Today, algunos escépticos han cuestionado las acusaciones del Gobierno de Trump contra China, lo cual, sugieren, sería un esfuerzo por distraer la atención de Rusia, otra nación a la que sectores estadounidenses acusan de intromisión en los comicios de 2016.

La semana pasada, tras los pronunciamientos del presidente estadounidense, el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo ante el Consejo de Seguridad que su nación ‘siempre ha seguido el principio de no interferencia en los asuntos internos de otros países’.

Nos negamos a aceptar cualquier acusación injustificada contra China, señaló entonces el canciller.

Las reiteradas denuncias de Washington seguramente avivarán el fuego de las tensiones entre las dos principales economías del mundo, las cuales están envueltas en una fuerte disputa a partir de las tarifas de Trump que varias fuentes califican de guerra comercial.

https://www.prensa-latina.cu/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir