Inicio Grales. El Gobierno evalúa usar el fondo de garantía social del FMI para...

El Gobierno evalúa usar el fondo de garantía social del FMI para atenuar el impacto del aumento de la pobreza

Compartir

Se trata de 13.000 millones de pesos para este año que contempla el crédito acordado. Stanley y Dujovne analizaron hoy este tema tras el anuncio de aumento de pobreza del Indec

Apenas un día después de que el Indec anunciase un aumento de la pobreza que llegó en el primer semestre al 27,3% en la Argentina, el Gobierno analiza en estas horas la posibilidad concreta de hacer uso de una parte del fondo de garantía social que contempla el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para atender programas para sectores vulnerables de la sociedad.

Según confirmaron a Infobae fuentes calificadas del Ministerio de Desarrollo Social y de la cartera de Hacienda, la idea del Gobierno es atenuar el impacto del aumento del 1,6% de la pobreza con el adelanto de partidas que dará el FMI.

“El uso de los fondos especiales para ayuda social que surgen del acuerdo con el FMI es una posibilidad concreta que estamos analizando”, admitió un destacado funcionario de la Casa Rosada.

De esta manera, el Gobierno podría hacer uso de los 13.000 millones de pesos que están previsto para este año como fondo de garantía social en el acuerdo con el FMI. En tanto para los años 2019 y 2020 se contempla una ayuda extra para programas sociales de parte del Fondo de un 0,2% del PBI, por lo que en la proyección final se trataría de unos 30.000 millones de pesos cada año para estos programas sociales.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne (foto Adrián Escandar)

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne (foto Adrián Escandar)

En octubre se darán todos los refuerzos de fondos para comedores escolares y para algunos programas sociales que ya se anunciaron. Pero en el Gobierno admiten que el incremento del índice de pobreza para la segunda parte del año será más fuerte ya que no se midió aún el impacto de la devaluación en función de la inflación trasladada en precios de alimentos.

La idea de usar parte del fondo de garantía social del FMI estaba prevista en el acuerdo que selló Mauricio Macri con Christine Lagarde y va en línea con lo que planteó ayer el Presidente al anunciar una suba del 1,6% de la pobreza cuando declaró: “Nuestro objetivo sigue siendo el mismo desde el primer día que es disminuir la pobreza”.

Así, el jefe de Estado admitió que el nuevo dato del Indec “no es una noticia fácil, quisiéramos que fuese distinta, y quisiera poder venir a informarles que vamos avanzando en la reducción de la pobreza, como sucedió durante las mediciones anteriores”. Pero dejó en claro que se ocupará concretamente de atenuar el impacto de la inflación en los sectores vulnerables.

Lagarde, Macri y Dujovne en Nueva York

Lagarde, Macri y Dujovne en Nueva York

Además, en la Casa Rosada saben que en lo inmediato habrá protestas y movilizaciones de grupos piqueteros en reclamo de más aumentos de fondos para ayuda social.

Entre las medidas que tomó el Gobierno para enfrentar la conflictividad social y en los sectores más vulnerables de la Argentina se anunció que la Asignación Universal por Hijo (AUH) se pagará como siempre, pero los beneficiarios recibirán un adicional de $1.200 en septiembre por cada chico y $1.500 en diciembre. Esto alcanzará a unos 4,5 millones de argentinos de bajos recursos que hoy reciben este plan. Ello se hará en paralelo al aumento de planes sociales programados para octubre.

También se prevén fondos adicionales de refuerzo alimentario a los comedores escolares de todo el país. Hoy, más de 1.228 comedores y merenderos reciben asistencia por parte del Estado. Unas 350.000 raciones por día entre desayunos, almuerzos, meriendas y cenas. Esto se reforzará. El Gobierno impulsó un sistema de precios cuidados para ampliar de 490 a 520 productos que están contemplados en la canasta básica en la lista de Precios Cuidados. De esta manera se busca cuidar que la inflación no castigue en la mesa de los sectores desprotegidos.

Así, más de 520 productos de la canasta básica de alimentos, limpieza y perfumería se incluirán en este plan de control de precios que se encuentra presente en más de 2.250 puntos de venta en todo el país. Entre los principales productos esenciales hay diversas presentaciones o marcas de yerbas, leche y derivados, fideos, arroz, aceite, polenta, galletitas, gaseosas, agua y pan. Participan del programa más de 90 empresas: Mastellone, Arcor, Danone, Bimbo, Coca Cola, Quilmes, Las Marías, Unilever, Molinos Río de la Plata, Dulcor, Pepsico, La Virginia, entre otras. Un 60% de las empresas que participan son pymes. Según el Gobierno, estas empresas se comprometieron a abastecer el stock así como a mejorar la señalética para que todos podamos identificar de manera fácil y rápida los productos.

Los créditos Argenta se ampliarán en cuanto a la oferta y el volumen para los sectores bajos para acceder a electrodomésticos y otros tipos de necesidades. Y por último se prevé la transferencia de fondos de Desarrollo Social a las provincias para paliar programas sociales.

No obstante, con todo ello, el Gobierno cree que antes de fin de año se deberá echar mano del fondo especial de garantía social que contempla el crédito del FMI.

Infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir