Inicio Cultura y Espectáculos Will Smith celebró sus 50 años con un increíble salto al vacío...

Will Smith celebró sus 50 años con un increíble salto al vacío en el Gran Cañón

Compartir

El actor se tiró desde un helicóptero a una altura de 170 metros para vencer uno de sus mayores miedos. “¡Esto es hermoso!”, dijo al final.

Will Smith eligió el vértigo para darle la bienvenida a una nueva década. En su cumpleaños número 50, el legendario actor de Hollywood hizo un “bungee jumping” desde un helicópero en el Gran Cañón, Arizona, y compartió su terror con el mundo: el espectáculo que fue transmitido en directo en su canal de YouTube.

Todo comenzó con un desafío de Yes Theory, una organización de cuatro amigos que se dedica a promover la “incomodidad” como canal para superar miedos y lograr objetivos impensados. “Tuve toda una vida de sentirme aplastado, sofocado y controlado por el miedo“, explicó el actor. “No hay nada peor que andar asustado”.

Toda la familia de Smith, incluyendo a su esposa Jada Pinkett Smith, su hija Willow Smith y su hijo Jaden Smith, se mantuvieron a su lado mientras se preparaba para el gran salto.

La estrella de Men in black llegó al lugar en una casa rodante, y ese pequeño detalle tuvo cierto valor nostálgico para él. Según explicó, visitó por primera vez el Gran Cañón en 1976 junto a su familia en ese mismo tipo de vehículo, pero aquel viaje estuvo plagado de miedos por su terror a la altura. De hecho, el actor recuerda el miedo siempre fue

Según expertos en bungee, en el video, Smith saltó desde una altura de 170 metros y fue sostenido por 60 metros de cuerda activa. Heli-jumping es uno de los tipos más peligrosos de salto al vacío porque no hay una base sólida. Además, el clima en el Gran Cañón juega un papel importante en el desenlace del salto porque los vientos pueden alcanzar una velocidad de 70 kilómetros por hora.

Antes de saltar, Smith fue revisado por un médico, que le midió el nivel de oxígeno y le controló la presión arterial. “Estoy un poco tembloroso“, confesó el actor. El doctor, sin embargo, le dijo que esto era “completamente normal”. “Estás listo mental, física y espiritualmente para este momento. Así que solo disfruta”, aconsejó el profesional.

Mientras estaba atado al equipo adecuado y antes del último control y despegue, los nervios de Smith eran bastante evidentes, pero se mantuvo positivo. “Nunca mires hacia abajo” gritó mientras esperaba que saltara la luz verde. Cuando finalmente saltó y voló sobre el Gran Cañón, exclamó: “¡Esto es hermoso! ¡Esto es hermoso!”.

Su familia lo saludó con abrazos después de que regresó al suelo. “Nada será más aterrador que eso”, les dijo. “Va del completo terror absoluto a la dicha más maravillosa que hayas sentido en tu vida …todo el Gran Cañón es mío“.

https://tn.com.ar/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir