El gobierno niega un megacanje y explica por qué modifica la ley que regula la administración de la deuda

1
Compartir

“Con la actual ley si queremos pasar deuda en dólares a pesos no es posible”, explicaron a LPO desde la Secretaría de Finanzas.

El secretario de Finanzas, Santiago Bausili, diseño una reforma de la ley de Administración Financiera que fue incluida en el Presupuesto del año próximo y alimento la sospecha de un eventual megacanje, porque relaja los parámetros establecidos para las operaciones de canje de deuda, establecidos en 1993, como reveló LPO.

Simplificando al extremo, la norma prevé que hay que mejorar al menos dos de los tres parámetros para poder avanzar con un canje de deuda: Monto, plazo y tasa. Una interpretación posterior de una auditoría del Ministerio de Economía, incluso volvió aún más rígidos esos parámetros.

En el Ministerio de Hacienda entienden que la norma fue creada en un mundo en el que los préstamos de deuda externa eran menos transparentes y se concentraban en un puñado de bancos, de ahí los recaudos tomados. “Hoy la deuda está en su mayoría en bonos que cotizan en los mercados y se someten a todas su regulaciones”, explican.

Por eso, la ley está conspirando con una más eficiente administración del Portfolio de deuda argentina, limitando las opciones de la Secretaría de Finanzas. “Con la actual ley de Administración Financiera, algo bueno como sería canjear deuda en dólares por deuda en pesos no lo podes hacer porque aumentarías la tasa de interés, pero si podés dolarizar deuda en pesos”, explicaron a LPO fuentes de la Secretaría de Hacienda.

Si quisiéramos agregar “switch auctions” como tiene Nueva Zelanda en su programa de Letes, para canjear las de cuatro meses por unas de seis meses, tampoco se puede hacer.

En efecto, la norma sólo aplica a nivel nacional. Por eso, estados subnacionales como la Ciudad de Buenos Aires pudieron pesificar buena parte de su deuda externa, como hizo Horacio Rodríguez Larreta, una decisión que en la Argentina nadie puede dudar que siempre es prudente.

La reforma no fue explicada en la primer presentación del presupuesto que hizo el ministro Nicolás Dujovne esta semana en el Congreso y de inmediato despertó suspicacias e interrogantes entre los distintos bloques -incluido el oficialista-. “En el mercado saben que la Argentina es uno de los pocos países que quedan con una ley de este tipo, en el resto del mundo se manejan con las regulaciones del mercado”, agregaron las fuentes.

Como la deuda crece exponencialmente, algunos diputados evaluaron que acaso el Gobierno estaba abriendo la puerta para concretar una reestructuración el año próximo, que le estire los vencimientos. También se habló de una necesidad enfocada principalmente en canjear Letes de vencimiento corto, por otras más largas.

Este jueves cuando Dujovne y su equipo regresen al Congreso, Bausili se encargará de dar todas las explicaciones sobre la reforma.”Tenemos que pasar a una etapa de optimizar nuestro portafolio de deuda a medida que baje la inflación y se desarrolle el mercado en pesos. Con este ley como está tenemos ninguna chance de hacerlo”, explicaron a LPO fuentes al tanto del sentido de la reforma.

El Gobierno propuso flexibilizar la ley para reestructurar la deuda y levantó sospechas de megacanje

“Hoy no podes hacer un canje de un bono que cotiza sobre la par porque aumenta la deuda. Porque hay una interpretacion de una auditoria interna que levanto un potencial cuestionamiento via una interpretacion del texto actual. Eso te congela la decisión a nivel de la linea y traba todo”, agregaron las fuentes.

Sobre las Letes, en Hacienda ponen un ejemplo de lo que no pueden hacer: “Si quisiéramos agregar “switch auctions” como tiene Nueva Zelanda en su programa de Letes, para canjear las de cuatro meses por unas de seis meses, tampoco se puede hacer”.

En concreto, la propuesta del Gobierno consiste en modificar el artículo 65 de la Ley de Administración Financiera (Ley Nº 24.156) y sus modificaciones para que en su nuevo texto se lea: “El PODER EJECUTIVO podrá realizar operaciones de crédito público para reestructurar la deuda pública y los avales otorgados mediante su consolidación, conversión o renegociación, atendiendo a las condiciones imperantes del mercado financiero”.

En tanto, la redacción actual señala que el Poder Ejecutivo podrá realizar estas operaciones de reestructuración solo “en la medida que ello implique un mejoramiento de los montos, plazos y/o intereses de las operaciones originales”.

https://www.lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments