Inicio Salud y Belleza Artrocentesis: qué es y cómo es el procedimiento

Artrocentesis: qué es y cómo es el procedimiento

Compartir

La artrocentesis es un procedimiento mínimamente invasivo que rara vez genera complicaciones y, en cambio, permite clarificar un diagnóstico de enfermedad reumatoide, gota o infecciones articulares.

La artrocentesis es un procedimiento que se lleva a cabo principalmentepara diagnosticar o complementar un diagnóstico de artritis. El objetivo es recolectar líquido sinovial, para luego proceder a su estudio y determinar cuál es la patología de una articulación.

El análisis del líquido sinovial obtenido mediante la artrocentesis permite establecer si la causa de la artritis es una enfermedad reumatoide, la gota o una infección. También ayuda a eliminar la hinchazón y a proteger la articulación.

Lo usual es que antes de realizar la artrocentesis se haga un estudio del paciente mediante resonancia magnética, para determinar si es adecuado o no realizar el procedimiento. Aunque es una técnica mínimamente invasiva, se cataloga como una intervención quirúrgica.

¿Qué es la artrocentesis?

La artrocentesis es un procedimiento que consiste en extraer fluido del interior de una cavidad articular. Esto se hace por medio de una aguja y una jeringa. La muestra recogida se somete a estudio para determinar si hay enfermedades o afecciones en las articulaciones.

Recordemos que las articulaciones son los puntos de unión entre dos huesos. Su función principal es permitir la movilidad del esqueleto. Tales articulaciones contienen líquido sinovial, el cual es un lubricante que facilita el movimiento.

La introducción de la jeringa con la aguja se llama punción y en la artrocentesis se realiza en los siguientes puntos:

  • Articulación de la rodilla. Puede hacerse en la zona media o en la zona lateral, detrás de la rótula.
  • En la fosa poplítea, que es la zona ubicada por detrás de la rodilla.
  • En la cadera. Se realiza solo de manera excepcional.
  • Eventualmente se puede hacer en cualquier otra articulación, pero es muy inusual.

Casos en que se indica el procedimiento

En la mayoría de los casos, la artrocentesis se lleva a cabo para ayudar a diagnosticar, o complementar un diagnóstico de artritis. Esta es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de las articulaciones y que causa grandes molestias.

La artrocentesis se realiza con fines diagnósticos, pero también con fines terapéuticos. Está indicada en estos casos:

  • Artrocentesis diagnóstica. Cuando se sospecha que la inflamación de la articulación se debe a una infección bacteriana. A esta condición se le llama “artritis séptica” y es una afección grave que requiere atención rápida.
  • Artrocentesis terapéutica. Ayuda a disminuir la presión ocasionada por la acumulación de líquido sinovial. Esto alivia el dolor y las molestias. También es usual que a través de la artrocentesis se administren fármacos para tratar la enfermedad.

Descripción del procedimiento

Antes de realizar la artrocentesis hay una etapa de preparación en la cual se explica el procedimiento y se firma un consentimiento informado. Por lo general, una hora antes de la intervención se coloca una crema anestésica en el punto de la punción, o se inyecta un sedante.

El procedimiento como tal dura entre 5 y 10 minutos. El paciente debe despojarse de la ropa y colocarse una bata. Luego lo pondrán en una camilla y limpiarán la zona de la punción con un jabón especial. Si el paciente está totalmente sedado, se monitorizan sus signos vitales.

El médico inserta la aguja en la articulación y succiona el líquido sinovial mediante la jeringa. En ocasiones se acude a imágenes de rayos X o de ultrasonido para guiar correctamente el desplazamiento de la aguja.

Normalmente se envía la jeringa, con la aguja tapada, hacia el laboratorio. El análisis del líquido sinovial extraído debe realizarse en las 4 horas siguientes al procedimiento. A veces es necesario hacer una nueva punción para extraer el líquido restante, con fines terapéuticos.

Descubre: Hormigueo en las articulaciones: causas y tratamiento natural

Resultados, riesgos y complicaciones

Durante el análisis en el laboratorio se hace un recuento de glóbulos blancos y de glucosa, así como de nivel de proteína. También se examina si hay presencia de gérmenes o de alguna célula anormal. Todo ello permite establecer o ajustar el diagnóstico.

En urgencias, los resultados se entregan en unas 4 horas. En condiciones normales tardan uno o dos días. Cuando hay sospechas de infección bacteriana se realiza un cultivo, que arroja resultados en 48 horas. En estos casos es usual que se inicie un tratamiento precoz con antibióticos.

En general, la artrocentesis es un procedimiento seguro y sin mayores riesgos. Solo en muy contadas ocasiones surgen problemas como hemorragias o infecciones. La sedación también podría originar algunas molestias pasajeras.

 

https://mejorconsalud.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir