Descalabro en Olivos, la UCR huele sangre y Peña, “licuado”

0
Compartir

• SE SUMARÍA ERNESTO SANZ AL GOBIERNO COMO SEÑAL AL ESTABLISHMENT EMPRESARIO
El Presidente estiró las definiciones por temor a la respuesta de los mercados. Circuló un borrador donde se sumaban los detractores internos del jefe de Gabinete. ¿Retoque o nuevo esquema de poder?

¿Ernesto Sanz llega al Gabinete? Esta vez no fueron los peronistas quienes olieron sangre sino los radicales. La UCR copó anoche Olivos con los gobernadores Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdes (Corrientes) para reclamarle a Mauricio Macri más ministerios para el radicalismo. En medio del desconcierto sobre el nuevo staff de Gobierno, la única fija en el Gabinete parecía ser la continuidad de Marcos Peña, al menos hasta que se instaló Sanz en la quinta presidencial.

La eventual llegada de Sanz, gestor de la Convención de Gualeguaychú que alumbró a Cambiemos, busca dar una señal al establishmet. En especial a Techint, principal promotor de la precandidatura presidencial de Sanz en 2015, ahora en tensión con el Gobierno a partir del “cuadernazo” de la obra pública. El absurdo en los borradores del “nuevo” Gobierno de Macri rozó ayer el paroxismo en Olivos. Por la tarde se daba por hecho que Peña seguiría como jefe de gabinete pero con el regreso de Carlos Melconían a Hacienda y Alfonso Prat Gay a Cancillería. Es decir, el rediseño del Gabiente era aún más insostenible e incompatible políticamente que antes. Peña quedaba como jefe de ministros pero con la reincoporación de sus principales detractores públicos, Melconían y Prat Gay. Tanto que el exmnistro de Economía había lanzado la semana pasada en una entrevista con Alejandro Fantino que la economía era “un quilombo” y que faltaba un ministro en esa área. Un mensaje directo a Marcos Peña, el verdadero ministro de Economía y padrino de Dujovne en el Gabinete.

Pasadas las 20 de anoche todo volvía a fojas cero. Peña seguía en su cargo, al igual que Dujovne y Luis Caputo al frente del Banco Central. La negativa del Presidente de entregarle a Melconián la jefatura de la autoridad monetaria volvió a alejar al extitular del Banco Nación del Gabinete. La reforma institucional, entonces, se reducía a una fusión de carteras que ,de concretarse, podrían aumentar el malestar social. Trabajo pasaría de Ministerio a Secretaría. Y dejaría de existir, al igual que Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología y Cultura, el Ministerio de Salud que ocupa el radical Adolfo Rubinstein.

Veto de Vidal, Larreta, la UCR y la CC

La cúpula del PRO -Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal-, la UCR de Alfredo Cornejo y la Coalición Cívica de Elisa Carrió- vetaron la continuidad de Peña como jefe de Ministros. Pero el Presidente se resiste a desprenderse de un funcionario que, encargado de la administración nacional, no logró contener las internas del Gabinete, enderezar el rumbo del Gobierno ni frenar la mayor corrida cambiaria de la Argentina desde la salida de la convertibilidad. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar Mauricio Macri para sostener a Peña? El jefe de Estado protagonizó un fin de semana frenético en la Quinta de Olivos. A pesar de las presiones de los socios fundadores de Cambiemos, de los gobernadores del peronismo y de los mercados, Macri se aferró a Peña como jefe de Gabinete en todos los borradores de relanzamiento de su gestión.

La tardanza en definir el nuevo staff, con ministerios fusionandos y un Gabinete más compacto de 8 a 10 carteras, radicó en la urgencia de la crisis. “Si el mercado te quiere tumbar, te tumba. Por más que tengas blindaje del FMI o de las potencias amigas”, fue la gélida respuesta de un funcionario al tanto del desconcierto en Olivos, Después de que el dólar superar la barrera de los 40 pesos, el Presidente comprendió que ya no tiene margen de error. Y ese pánico a una nueva equivocación, a una respuesta negativa de los mercados en la jornada de hoy, llevaron a inmovilizar la gestión y a posponer el anuncio de medidas y de nuevo Gabinete.

La única certeza anoche era que Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, “los ojos y la inteligencia del Presidente”, dejarían sus cargos de ministros coordinadores para pasar a ser “asesores”. En medio del desconcierto y a la espera de al apertura de los mercados cambiarios, Dujovne emprenderá hoy su viaje a Washington para reunirse con Christine Lagarde y adelantar el desembolso de fondos.

Ambito.com

Print Friendly, PDF & Email

Comments