Inicio Salud y Belleza La ciencia y el vino: un estudio advierte que no se debe...

La ciencia y el vino: un estudio advierte que no se debe tomar ni una copa al día

Compartir

¿Se cae una creencia?

Una amplia investigación encontró que su consumo, aún moderado, supone un riesgo para la salud. Y vinculó el alcohol con tres millones de muertes anuales.

La discusión en torno a si es o no bueno para la salud consumir alcohol en forma moderada sumó un nuevo capítulo. Según un estudio que publicó la prestigiosa revista británica The Lancet, que indagó sobre la frecuencia y el impacto del consumo de alcohol, beber aunque sea sólo un vaso de vino o una cerveza al día, supone un riesgo para la salud. Y señaló que en 2016 el alcohol se vinculó a tres millones de muertes en el mundo y era el séptimo factor de riesgo de muerte prematura y de invalidez en el mundo.

El estudio realizado por la Universidad de Washington en Seattle advierte que uno de cada tres bebedores de alcohol muere al año por problemas de salud relacionados con el alcohol. Por eso, sostiene que “ningún nivel de consumo de alcohol es seguro”.

Según este trabajo, el alcohol ha sido la principal causa de muerte entre las personas de entre 15 y 49 años (por accidentes de tránsito, suicidios, tuberculosis, etc) . En esta franja de edad, las bebidas alcohólicas están relacionadas con una de cada diez muertes. El trabajo enfatiza que únicamente “un consumo de cero alcohol minimiza el riesgo general de pérdida de la salud”.

Copa de vino. (Archivo)

Copa de vino. (Archivo)

Beber un vaso al día durante un año aumenta en un 0,5%, entre las personas de entre 15 a 95 años, el riesgo de padecer uno de los 23 problemas relacionados con el alcohol: cáncer, enfermedades cardiovasculares, ACV (accidente cerebrovascular), cirrosis, accidentes, violencia, etc., consideran los autores.

Los riesgos de la salud asociados con el alcohol son enormes“, afirmó Emmanuela Gakidou, del Instituto para Medidas y Evaluaciones de Salud del citado centro de estudios y autora de la investigación.

“Nuestros hallazgos son consistentes con otro informe reciente que encontró correlaciones claras y convincentes entre la bebida y las muertes prematuras, el cáncer y los problemas cardiovasculares”, agregó la investigadora.

Cigarrillo, alcohol y sexo oral, factores de riesgo para tumores que pueden detectarse con abrir la boca
Mirá también

Cigarrillo, alcohol y sexo oral, factores de riesgo para tumores que pueden detectarse con abrir la boca

Aunque el estudio no diferencia entre el tipo de alcohol consumido, sí establece que globalmente más de 2.000 millones de personas eran bebedoras recurrentes en 2016, de los cuales el 63 % eran hombres.

A partir de los 50 años, el cáncer representa la principal causa de muertes asociadas al alcohol.Esto significa que la tasa de mortalidad en el mundo aumenta en 100.000 casos al año por un vaso al día, precisa la doctora Gakidou.

Además el estudio hizo hincapié de lesiones fruto del consumo de alcohol, como violencia interpersonal, lesiones autoinfligidas, exposición a riesgos como envenenamientos fuego y calor extremo y heridas relacionadas con el transporte.

La investigación utilizó 694 fuentes de datos de consumo de alcohol de diferentes áreas en el mundo, así como 592 estudios de proyecciones y retrospectivas sobre el riesgo del alcohol entre otros datos, informó Max Griswold, autor líder del reporte.

Cuánto alcohol por día es seguro para la salud

Sobre el consumo de alcohol, la Organización Mundial de la Salud advierte que “el alcohol es el primer factor de riesgo en lo que respecta a enfermedad y muerte prematura, siendo más importante aún que otros factores como el tabaquismo, la hipercolesterolemia, el sobrepeso, la desnutrición y los problemas de saneamiento. Aparte de ser una droga que provoca dependencia y es el origen de más de 60 tipos de enfermedades y lesiones, el alcohol es responsable de causar serios problemas y daños sociales, mentales y emocionales, como criminalidad y violencia familiar, con elevados costos para la sociedad”.

Mucho se ha hablado y escrito sobre los supuestos beneficios de una copa de vino diaria para la salud cardiovascular. Es recomendación surgió en 1991 luego de que se diera a conocer la llamada “paradoja francesa”: el científico francés Serge Renaud afirmó que el consumo moderado de vino podía reducir el riesgo de enfermedades coronarias. Fundamentaba su recomendación en la baja incidencia de enfermedades coronarias que presentaban los franceses, pese a que su dieta contaba era alta en grasas saturadas, pero tenía un consumo frecuentes pero moderado de vino. Desde entonces, el debate en torno al vino ha sido constante.

https://www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir