Inicio Tapa Quién es el primer arrepentido K

Quién es el primer arrepentido K

Compartir
Foto: DyN. De izquierda a derecha: Julio De Vido, Néstor Kirchner, José López y Claudio Uberti, en 2004

Claudio Uberti se entregó ayer, después de haber estado prófugo. Era un hombre de confianza de Néstor Kirchner y de Julio de Vido.

Uberti, que era buscado como prófugo de la Justicia desde el pasado viernes, firmó ayer un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli. Durante la gestión kirchnerista había sido titular del Órgano de Control de Concesiones Viales.

Era buscado en el marco de la causa conocida como “los cuadernos de la corrupción”. Se le imputa haber sido como partícipe necesario de la asociación ilícita que movilizaba dinero proveniente de coimas, que era pagado a cambio de contratos de obra pública.

Uberti era uno de los mencionados por Oscar Centeno en las anotaciones que fue haciendo durante sus años como chofer de Roberto Baratta, el segundo de De Vido en el ministerio de Planificación Federal. De acuerdo a los registros, se trataba de un miembro clave en el circuito de circulación de dinero.

Claudio Uberti, el primer ex funcionario K “arrepentido”

La orden de detención en su contra había sido firmada el viernes, y Uberti se presentó ayer por la tarde en los tribunales de Comodoro Py. Después de declarar por alrededor de tres horas, acordó con la fiscalía que se convertiría en el primer arrepentido ex funcionario kirchnerista.

La situación del ex funcionario se había complicado fuertemente después de la declaración indagatoria del ex presidente de la cámara de la construcción, Carlos Wagner. En la misma admitió el pago de coimas a cambio de contratos e incluyó dentro de la maniobra a Uberti; al ex secretario privado de De Vido, José María Olasagasti; al ex titular de la UIA, Carlos Lascurain; y al empresario Raúl Vertúa.

Ahora, una vez que Claudio Bonadio firme el acuerdo, Uberti pasará a ser “imputado colaborador”. La causa tiene otros ocho imputados, entre ellos empresarios que reconocieron haber pagado coimas a cambio de contratos.

La Justicia cree que por el circuito, que terminaba en el departamento de la familia Kirchner, pasaron al menos unos 200 millones de dólares en coimas.

Print Friendly, PDF & Email