Inicio Economía El aumento de los combustibles en Salta duplica la inflación

El aumento de los combustibles en Salta duplica la inflación

Compartir

En lo que va del año, tuvieron un incremento promedio de un 32,5 por ciento.Con la última suba del 5 de agosto pasado, la Súper llegó a $33,37 y la Infinia, a $39,87.

Un 32,57% aumentaron los combustibles en Salta en lo que va del año, más del doble que la inflación oficial que se ubica en el 16 por ciento.

Con el último incremento registrado en agosto, el octavo en lo que va del año, la nafta Súper se ubicó en $33,37, mientras que la Infinia quedó a 13 centavos de los $40 (39,87). Las versiones diesel de la petrolera del Estado, en tanto, se ubicaron en $29,29 y $34,08 respectivamente.

Para llenar el tanque de un auto promedio (55 litros) con nafta Súper, un usuario debe gastar hoy $1.835,35; mientras que necesitará $2.192,85 si lo quiere llenar con Infinia. En lo que va del año, la nafta Súper aumentó en Salta un 29,86%; la Infinia un 35,96%; el Diesel 500 29,85; y el Infinia Diesel un 34,37%.

En diálogo con El Tribuno, el Dr. en Ciencias Económicas y Profesor de Finanzas de la Universidad Nacional de Córdoba Lucas Dapena anticipó que “hay que esperar más aumentos en el precio del combustible, ya que está atado a la cotización del dólar y del petróleo”.

Indicó además que “en teoría, está liberado el precio, aunque YPF sigue jugando como la petrolera que marca el ritmo de los aumentos, aunque si las otras lo consideran pueden modificar sus precios”.

“Esta situación cambia la economía familiar y te lleva a replantear el uso del automóvil, hay gente que opta por comprar motos o restringe el uso de sus vehículos”, señaló.

Dapena detalló: “El precio de los combustibles sube independientemente de la inflación y es, incluso, uno de los factores que potencia la inflación” porque “es una variable independiente que después impacta sobre el resto de la economía”.

En este sentido, dijo que “con una devaluación del 40% que tuvo el dólar este año, la nafta quedó atrasada y no nos queda otra que esperar más subas”. Y advirtió que “a partir de ahí, el aumento de las naftas derrama en el resto de la economía y hace que se disparen otros precios. Por eso decimos no solo que es independiente de la inflación sino que la condiciona”.

“Y cuando decimos que derrama en todo hablamos del transporte de cargas, que influye en los costos de los bienes que consumimos, y en el de pasajeros”, continuó Dapena.

“Ahora vemos lo caro que nos salió no tener trenes”, sentenció.

Dapena manifestó además que “el aumento de la nafta se siente en todos los sectores de la economía, los que más y los que menos tienen, los que utilizan el auto para trabajar y los que le dan un uso más doméstico”.

“La gente modifica pautas de consumo porque el combustible insume una porción cada vez más grande del presupuesto familiar”, dijo.

El economista consideró que una buena opción es “volcarse al transporte público de pasajeros”, aunque advirtió que “el aumento del combustible también impacta en el precio del boleto”.

https://www.eltribuno.com

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir