Inicio Deporte Vuelve la Copa

Vuelve la Copa

Compartir
River vs Flamenco Foto Juano Tesone

El nuevo pagaré histórico que Marcelo Gallardo intentará levantar
El DT intentará superar la traba que River tiene con Racing en copas internacionales.

El fútbol y la economía, muchas veces, van de la mano. Por eso, no es extraño que para graficar algunas situaciones se utilicen metáforas con términos o instrumentos económicos como la de “levantar un pagaré”.

La historia de esa frase arrancó curiosamente con Alberto Armando, ex presidente de Boca, quien dijo “levantamos un pagaré” en 1963 luego de una victoria Xeneize sobre River por 1 a 0 con gol de Sanfilippo. Ese triunfo le dejó servido el título a Independiente y el club de la Ribera saldó una deuda pendiente de 30 años. Es que en 1933, cuando el título lo peleaban Boca y San Lorenzo y llegó la hora del clásico en Alvear y Tagle, River derrotó 3-0 a Boca y San Lorenzo fue campeón.

Hugo Santilli, presidente de River en la década del 80, tomó esa frase de Armando para decir que River “levantó un pagaré” cuando el 6 de abril de 1986 dio la vuelta olímpica en la Bombonera, tras una semana complicada con pedidos desde Casa Rosada para que los jugadores no la dieran y evitar así posibles incidentes. “Aunque me tengan que sacar muerto, yo la vuelta la voy a dar”, le dijo el Beto Alonso a sus compañeros en la concentración. Y la dieron. Fue la tarde de los dos goles del Beto, uno con la pelota naranja.

Matías Patanian fue vicepresidente en el primer mandato de Rodolfo D’Onofrio y tenía en la mente aquella frase. En 1986, Patanian cursaba el quinto año de la Secundaria y aquel año, siguiendo a River desde las tribunas, le quedó grabado a fuego como a todos los hinchas millonarios, ya que el equipo dirigido por el Bambino Veira consiguió la triple corona.

Fue Patanian quien sacó del arcón de los recuerdos esa frase, ya como dirigente, y se la mencionó a Marcelo Gallardo luego de la eliminación de River a Boca en las semifinales de la Copa Sudamericana 2014. Luego, se reiteró en otras oportunidades del ciclo de Napoleón.

Es que antes de la llegada de Gallardo, River nunca había eliminado a Boca de una competencia internacional. Lo hizo en esa Sudamericana 2014 (primer título del ciclo del Muñeco), tras empatar 0-0 en la Bombonera y vencer 1-0 en el Monumental, la noche del penal atajado por Marcelo Barovero a Emmanuel Gigliotti.

Nunca River había dejado en el camino a Boca en una Copa Libertadores. Lo hizo en los octavos de final de la edición 2015. Fue 1-0 en el Monumental y por el episodio del gas pimienta no pudo terminarse el partido en la Bombonera, que iba 0-0 al final del primer tiempo y que determinó la clasificación de River.

Nunca River había podido superar a Cruzeiro en un cruce mano a mano por una copa internacional. Era su bestia negra. Hasta que el equipo del Muñeco lo superó en el mismísimo Mineirao para dar vuelta la serie de cuartos de final en la Libertadores 2015, goleando 3-0 luego de perder 1-0 en el Monumental.

Nunca River había ganado cinco copas internacionales en la era moderna (se toma como punto de partida la creación de la Copa Libertadores) en apenas dos años. De hecho, Gallardo ganó la misma cantidad que River cosechó en 54 años. Las cinco fueron: una Sudamericana, una Libertadores, dos Recopas Sudamericanas y una Suruga Bank.

Nunca River le había ganado una final a Boca. La única que habían jugado había sido para definir el Nacional ’76, cuando el conjunto del Toto Lorenzo le ganó al de Angel Labruna 1-0 con un gol de tiro libre del Chapa Rubén Suñé. Hasta que, 42 años después, Gallardo y sus jugadores levantaron el pagaré. Fue el 14 de marzo de este año en Mendoza, con un 2-0 (goles de Pity Martínez, de penal, y de Nacho Scocco).

“Como dice un amigo, hemos saldado otro pagaré. No sé si queda alguno. Pero los hemos ido saldando a todos durante estos últimos años”, afirmó Gallardo en la conferencia de prensa posterior a esa final luego de que Clarín le preguntara por esta situación.

Eso sí: aún queda algún que otro pagaré por saldar. Y uno de ellos lo tiene al alcance de la mano. Es contra Racing, al que enfrentará por los octavos de final de la Copa Libertadores. La serie comenzará este jueves en el Cilindro de Avellaneda y se cerrará el miércoles 29 en el Monumental.

¿Y por qué River tiene un pagaré a levantar contra la Academia? Si bien River domina ampliamente el historial, nunca pudo superar a Racing en un cruce mano a mano en copas internacionales. Fueron tres las veces que chocaron.

La primera en las semifinales de la Supercopa 88. La ida fue para Racing, 2-1 en Avellaneda, y la vuelta, 1-1 en el Monumental. Néstor Fabbri, con un cabezazo sobre el final del encuentro, le dio el acceso al equipo de Basile a la final, que luego le ganaría al Cruzeiro.

Nueve años después se cruzaron en los octavos de final de la Copa Libertadores. La ida, en un partido electrizante, fue 3-3 en Avellaneda. Y la vuelta, 1-1 en el Monumental. En los penales, Nacho González se calzó el traje de héroe atajándole uno a Enzo Francescoli, nada menos, y Racing avanzó de ronda. Gallardo jugó aquella serie y fue expulsado en Núñez. Los de Avellaneda llegaron hasta las semifinales y quedaron eliminados con Sporting Cristal de Perú.

El cruce restante se dio en la segunda fase de la Copa Sudamericana 2002. Racing ganó la ida 1-0 y en la vuelta no se sacaron ventajas. El 0-0 clasificó a la Academia, que luego caería por penales en cuartos de final con San Lorenzo.

¿Podrán Gallardo y su tropa levantar el pagaré que Racing le generó a River en copas internacionales?

https://www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir