Inicio Tapa Qué se sabe del falso periodista acreditado en Casa Rosada

Qué se sabe del falso periodista acreditado en Casa Rosada

Compartir

El hombre fue detenido ayer, después de que saltara que recaía sobre él un pedido de captura. No era empleado de ningún medio de prensa, y estaba vinculado a empresas de seguridad e investigación.

Juan Manuel Illescas había sido enviado supuestamente como representante de una pequeño medio de Macía, provincia de Entre Ríos: Radio Integral. Estuvo acreditado como periodista en la Casa Rosada por más de un año. Cubría las actividades presidenciales y se dedicaba especialmente a temas agropecuarios. Recién el pasado viernes, salió a la luz que en realidad no era empleado por ningún medio de prensa y pesaba sobre él un pedido de captura nacional e internacional.

El ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, realizó el descubrimiento. Fue en el marco de una serie de revisiones del historial de cada periodista que intentó acreditarse para la cumbre de ministros del G-20, que tuvo lugar el pasado fin de semana en el Centro de Convenciones de la Ciudad (CEC). Recién ahí saltaron las inconsistencias en el registro de Illescas. Inmediatamente dieron aviso a la Policía Federal, que lo detuvo ayer en el barrio porteño de San Nicolás.

Resultó que el hombre de 49 años, que todo este tiempo cubrió las actividades presidenciales, en verdad no era periodista: no estaba empleado por ningún medio de prensa, sino por una empresa de seguridad e inteligencia privada: Segurarg SRL.

Lo peor fue el pedido de captura que recaía sobre Illescas, y que data del 7 de mayo de 2017. De acuerdo al expediente Nº 1312/11 a cargo del juez de Instrucción y Correccional de la Tercera Circunscripción Judicial de Formosa, Marcelo López Picabea, la Justicia lo buscaba por los delitos de robo e incumplimiento de las normas de comercialización de ganado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de documentos públicos.

De acuerdo a diario Clarín, según un informe encargado por la ministra Bullrich, el falso periodista aparece vinculado a varios domicilios, uno de ellos es calle Gelly y Obes al 2200, aparentemente relacionado a otra empresa dedicada a la seguridad y realiza tareas de investigación. El dato importante es que se encuentra ubicado frente al Ministerio de Seguridad de la Nación.

Fuentes de la investigación confirmaron que “Illescas no pertenece a ningún servicio de Inteligencia nacional”, aunque agregaron: “pero si era ‘buchón’ de alguien va a ser muy difícil saberlo. De todos modos, su caso es oscuro”.

De esta manera queda en tela de juicio la eficacia de la actividad presidencial. El falso periodista logró acreditarse sin mayores problemas en la Casa Rosada, y sólo en ocasión del G-20 se descubrió su verdadera identidad. Ahora resta que la Justicia compruebe si se trata verdaderamente de un espía, y, en ese caso, de quién era informante.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir