Inicio Tapa Qué dice el texto de reforma de las FFAA

Qué dice el texto de reforma de las FFAA

Compartir

Meses atrás, el presidente Mauricio Macri había adelantado su intención de cambiar las limitaciones de las Fuerzas Armadas para actuar en materia de seguridad interior. El anuncio formal llegó ayer: por decreto se modificará la normativa vigente. Cuál es la justificación que presenta.

La reforma se publicaría el próximo 2 de junio, aunque la oposición exige que se trate en el Congreso. El decreto de Macri se trata de la modificación de otro, que había sido reglamentado durante la gestión de Nilda Garré al frente de la cartera de Defensa.

La Ley 23.554 de Defensa Nacional fue promulgada en abril de 1988, por lo tanto se trata de una norma joven, que surgió en el marco del regreso a la democracia, y del fin del período de dictaduras militares. Dieciocho años después, a través del decreto 727 de 2006, se limitó la intervención de las Fuerzas Armadas sólo al caso de “agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otros Estados”.

La intervención de las FFAA en la seguridad interior se convirtió en tabú, principalmente por motivos históricos que marcaron el imaginario social.

Sin embargo, ayer Macri anunció que las Fuerzas Armadas comenzarán a encargarse de la custodia de “objetivos estratégicos” de seguridad interior y a brindar “apoyo logístico en zonas de frontera”.Puntualmente, el Poder Ejecutivo está pensando en nuevas amenazas a la seguridad interior, al menos en términos de impacto: el narcotráfico y el terrorismo.

Concretamente, el decreto nuevo modifica el 727/06 emitido durante el gobierno de Néstor Kirchner, y que deroga el 1691 de noviembre de 2006.

Los cuestionamientos al decreto no tardaron en aparecer. Principalmente, se relacionan a su implementación sin que sea ratificada por el parlamento. No obstante, muchos sectores políticos aún rechazan la intervención de las FFAA en cuestiones que no relacionadas estrictamente con amenazas provenientes de otros Estados.

El texto de la reforma y sus justificaciones

El texto de la reforma hace referencia al artículo segundo de la Ley de Defensa Nacional, que propone “la integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación para la solución de aquellos conflictos que requieran el empleo de las Fuerzas Armadas, en forma disuasiva o efectiva, para enfrentar las agresiones de origen externo”.

“Que sin perjuicio de esto resulta un deber ineludible para el PODER EJECUTIVO NACIONAL evitar que por vía reglamentaria se limiten los alcances y disposiciones de una normativa aprobada por el CONGRESO DE LA NACIÓN”, justifica.

El texto continúa dando fundamentos para el cambio de rol:”La necesidad de modificar la reglamentación existente de la Ley de la Defensa Nacional surge a las claras desde el mismo momento en que se avizora que por un exceso reglamentario al momento de la determinación de los pormenores y detalles necesarios para la aplicación de la legislación existente, no resulta adecuado restringir las potencialidades para la defensa nacional”.

“No obstante, esto no implica clausurar los límites existentes entre los ámbitos adjudicados por el ordenamiento jurídico a la competencia de la Defensa Nacional y a la seguridad interior”, expresa, y agrega: “en todo caso, se trata de determinar las competencias de cada uno de esos sectores a los efectos de asegurar la protección de la soberanía e independencia de la NACIÓN ARGENTINA, su integridad territorial, sus recursos naturales, su capacidad de autodeterminación y la protección de la vida, libertad y derechos humanos de sus habitantes”.

A grandes rasgos, el decreto hace hincapié en en las transformaciones del mundo, y en la necesidad de adaptarnos a ellas como país, y, por lo tanto, de tener unas Fuerzas Armadas acorde, capaces de proteger la integridad y los recursos argentinos.

El texto completo






Otros puntos centrales del proyecto

“Tanto las Fuerzas Armadas como las Fuerzas de Seguridad deben participar de la custodia y protección de objetivos estratégicos, por lo que resulta necesario que el Poder Ejecutivo proceda a la identificación de dichos objetivos y la asignación de responsabilidades de custodia”.

“Es responsabilidad política establecer los parámetros y criterios a tener en cuenta para la misión, organización y funcionamiento del Sistema de Defensa en general, y en particular de las Fuerzas Armadas, para que se constituyan en un instrumento de disuasión real, de acuerdo con la percepción de amenaza a los intereses de la nación y sus correspondiente riesgos presentes y futuro”.

Las FAA quedarán así encargadas de “Operaciones en Defensa de los intereses vitales de la Nación; Operaciones en el Marco de la ONU u otros organismos internacionales; Operaciones encuadradas en la Ley N° 24.059 y Operaciones en Apoyo a la Comunidad Nacional e Internacional”.

“Se considerará como criterio para las previsiones estratégicas, la organización, el equipamiento, la doctrina y el adiestramiento de las Fuerzas Armadas, a la integración operativa de sus funciones de apoyo logístico con las fuerzas de seguridad”. Aquí se apunta a evitar conflictos entre las fuerzas armadas y las de seguridad, al establecer que no existirían jerarquías establecidas.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir