Inicio Tapa Aportantes falsos: el PRO arranca una cacería interna

Aportantes falsos: el PRO arranca una cacería interna

Compartir

Después del escándalo por los falsos aportantes de campaña en la provincia de Buenos Aires, ya comenzaron los despidos y se anunció el envío de una nueva ley de financiamiento para partidos político.

Ayer, María Eugenia Vidal anunció que solicitó de manera “preventiva” la renuncia a la Contadora General de la provincia, María Fernanda Inza. “Le he pedido en el día de hoy la renuncia a la contadora general, María Fernanda Inza, al cargo de contaduría general de la provincia. Formó parte del equipo, la conozco, confío en ella, no tengo ningún elemento objetivo que demuestre su involucramiento en los hechos que se denuncian”, afirmó la gobernadora bonaerense, al respecto de la mujer que, además, se desempeña como a Tesorera del PRO en ese distrito.

Por su parte, hoy le tocó poner la cara al ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio. En declaraciones a Radio Mitre el funcionario hizo referencia al tema y afirmó que Cambiemos “no apañará a nadie.

“La Justicia tiene que actuar. Ayer fue muy clara la gobernadora, nosotros no vamos a apañar a nadie”, especificó Frigerio.

Asimismo, adelantó que cuando el congreso retome sus sesiones ordinarias el Poder Ejecutivo enviará un proyecto de ley de financiamiento de partidos políticos.

Las acciones responden a las denuncias por presuntas irregularidades en el financiamiento de la campaña electoral de Cambiemos en 2017.La funcionaria despedida en la provincia había, en tanto tesorera del PRO, sido responsable de la administración de esos fondos.

La gobernadora también pidió que se realice una auditoría y afirmó que todos los aportes a su campaña para el próximo año, en caso de aspirar a una reelección, estarán “bancarizados”.

De esta manera, comienzan a rodar cabezas dentro de Cambiemos por el escándalo de los falsos aportantes. Por su parte, no hubo detalles sobre el texto del proyecto que será enviado al Congreso después del receso, pero se prevé que aumentarán considerablemente los mecanismos de control.

Print Friendly, PDF & Email