Inicio Tapa Cristina ya milita su vuelta

Cristina ya milita su vuelta

Compartir

La ex mandataria mantiene el perfil bajo, pero ya comenzó a bajar línea y a gestionar las relaciones con las tres corrientes principales del peronismo.

En la Capital Federal Cristina viene hace meses militando las próximas elecciones presidenciales, desde el Instituto Patria. Actualmente se encuentra visitando su residencia en El Calafate, y aunque en general guarda un silencio religioso, recientemente le ordenó a la agrupación Unidad Ciudadana que realicen plenarios y comiencen a moverse frente al escenario político actual.

Después de las elecciones legislativas el nuevo frente de Cristina entró en letargo. Recién volvió al ruedo el pasado 11 de mayo, en Salta. Hubo otro acto en Corrientes el 29 de junio y hay uno programado para el 3 de agosto, en Córdoba.

En cuanto a los plenarios, el más importante se realizará el próximo 11 de agosto en Ensenada, y continuarán en Misiones, La Rioja, Mendoza y Jujuy. Oscar Parrilli es el encargado de los relazamientos de Unidad Ciudadana en las provincias.

En este punto, Parrilli trabajo codo a codo con las agrupaciones kirchneristas más grandes: Kolina, fundado por Alicia Kirchner pero actualmente dirigido por Carlos Castagneto, el Frente Grande Mario Secco, Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella, Partido de la Victoria de Diana Conti.

Pero más allá de la necesidad de reavivar a su propio espacio, Cristina sabe que necesita reagrupar a su tropa para enfrentar a Mauricio Macri en 2016. La tarea será difícil, porque el peronismo está terriblemente fracturado.

El ala marcadamente anti-K está encabezada por Miguel Pichetto, Diego Bossio y Juan Manuel Urtubey. Tanto el senador como el salteño esta semana admitieron que ven a Cristina como futura candidata. Este espacio podría intentar ir sólo a las elecciones como Partido Justicialista, pero no cuenta con la fuerza suficiente, por lo que es probable que intente una alianza o enfrentar en elecciones primarias con Cristina Kirchner.

Un justicialismo más moderado está representado por el adaptable Felipe Solá, y por los Rodríguez Saá. Alberto ya admitió que intentará acompañar a Cristina en una eventual fórmmula presidencial.

A ellos podría sumarse el Frente Renovador, de Sergio Massa. En su espacio hay varios que miran con cariño un acercamiento a Cristina Kirchner, como el diputado nacional Daniel Arroyo. Esto, sin duda, rompería la alianza con Margarita Stolbizer, pero en cuestión de números, Cristina trae consigo más electores.

Finalmente, la ex mandataria tiene a su propio peronismo adepto, en donde se ubican el intendente de la Ciudad de Resistencia-Chaco, Jorge Capitanich; el diputado por Santa Fe Agustín Rossi; el titular del PJ intervenido José Luis Gioja; y la intendenta del partido de La Matanza, Verónica María Magario, y su predecesor, Fernando Espinoza, ambos acérrimos opositores a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

Cristina también podría ir sola, como en las últimas elecciones legislativas, pero si quiere asegurarse la victoria, deberá bajar la frente y negociar. Por otro lado, el mayor caudal de votos está, precisamente, en el peronismo más opositor.

Print Friendly, PDF & Email