Inicio Salud y Belleza Método de María Sandón contra la obesidad infantil

Método de María Sandón contra la obesidad infantil

Compartir

Descubre cómo puedes ayudar a tu hijo a tener una mejor alimentación. Supervisa su dieta y motívalo a realizar actividades físicas.

El método de María Sandón puede mejorar la salud de tu hijo. La Dra. María Sandón desarrolló una terapia grupal para tratar la obesidad infantil. Con este método los niños pierden masa corporal con mayor efectividad y al mismo tiempo, aumentan su autoestima.

¿Quién es María Sandón y por qué es reconocida?

María Sandón es una dietista y nutricionista. Junto a la psicóloga Silvia Serrano plantearon la necesidad de una terapia de grupo para combatir la obesidad. Después de años de investigación, análisis y estudios, descubrió que una de las mejores maneras para que los niños tengan un peso saludables es a través de dinámicas grupales.

Los más pequeños son capaces de verse reflejados en otros niños. Crean empatía con sus compañeros, además, se sienten motivados a mejorar su salud debido a que no se sienten solos durante ese proceso.

¿En qué consiste el método de María Sandón para combatir la obesidad infantil?

El método de María Sandon está fundamentado en tres pilares: aplicación de buenos hábitos alimenticios, actividad física constante y motivación psicológicas por parte de los niños.

Niño gordo comiendo una hamburguesa.

Este método está diseñado para niños entre 6 y 12 años que sufran de obesidad o sobrepeso. En estas terapias grupales, los niños aprenden pautas de alimentación saludable y los beneficios de hacer ejercicio.

Aunque, entre los 5 y 9 años de edad, los niños tienen autonomía en el tratamiento, es necesario que los padres se involucren en el proceso. A partir de los 9 o 10 años es cuando los niños tienen mayor libertad durante el tratamiento y asume prácticamente todas las responsabilidades que este implica.

Cambiar hábitos positivos en el niño

Los padres son claves en el tratamiento de la obesidad infantil. A ellos también se les enseña a comer saludablemente. Se les señala la importancia de cada comida y cuál es el trato que deben seguir con sus hijos a lo largo de este tratamiento.

En ocasiones, los padres no están al tanto de lo que sus hijos comen porque no suelen sentarse con ellos durante la comida o la cena. Esto es esencial porque los niños no son conscientes de qué alimentos pueden hacerles daño.

Practicar deportes

La Dra. Sandón destaca el impacto que tienen las rutinas deportivas para combatir la obesidad infantil. Principalmente porque el sobrepeso y el sedentarismo pueden causar graves problemas de salud. Según Sandón, al menos un 25% de los adolescentes obesos presentan signos de diabetes, apnea del sueño o colesterol elevado.

Deporte infantil.

Se busca que los niños participen en actividades físicas que sean de su interés. Lo ideal es empezar con movimientos sencillos para que el joven se adapte de forma gradual. Si el niño comienza con un deporte muy exigente, probablemente se canse rápidamente y lo rechace. Asimismo, es necesario destacar que las horas de ejercicio que realice el pequeño deben restarse del tiempo que pasa frente al televisor.

Fortaleza emocional en el niño

En este tratamiento, se destaca el esfuerzo emocional que deben hacer los pacientes para combatir la obesidad infantil. Por lo general, los niños obesos son más propensos a tener una baja autoestima y problemas para relacionarse.

El sobrepeso excesivo puede provocar baja autoestima. A tal punto que la mayoría de los niños que la padecen también sufren de depresión y ansiedad. Incluso, algunos jóvenes presentan episodios de atracón, y aunque no vomitan, son más propensos a crecer con trastornos alimentarios.

A lo largo de este programa, debe estar presente el apoyo de los padres, amigos y familiares del niño, de esta forma se sentirá motivado a alcanzar los objetivos planteados.

Dar el ejemplo como padres

El método de María Sandón plantea que los padres se involucren. A ellos también se les enseñan hábitos alimenticios positivos para que los apliquen en casa. Asimismo, son los responsables de supervisar el proceso de adaptación de los niños mientras aprenden a comer de forma saludable y dejar las golosinas a un lado.

Niño comiendo verduras.

Conclusiones

El método de María Sandón para tratar la obesidad infantil es un programa integral que ha tenido resultados exitosos. La mayoría de los niños participantes en Cataluña han logrado reducir su masa corporal después de 11 semanas de tratamiento. Además, estos niños han sido capaces de tener una mejor percepción física de su cuerpo, un mejor estado de ánimo, y han adquirido hábitos alimenticios saludables.

El método de María Sandón es reconocido por integrar el aspecto nutricional y psicológico de los pacientes. El objetivo de los tres meses de tratamiento no es la pérdida de peso, sino, enseñarle a los jóvenes a llevar un estilo de vida más sano.

Las pautas nutricionales y de dieta se ajustan a la edad del paciente, sin reducir calorías, pues están en etapa de crecimiento. La pérdida de peso se logra mediante los hábitos alimenticios adecuados.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir