Inicio Relevantes Bajo amenaza de lluvia: Rescatan a octavo niño atrapado en la cueva...

Bajo amenaza de lluvia: Rescatan a octavo niño atrapado en la cueva de Tailandia

Compartir

La operación de rescate de los 12 niños tailandeses y su monitor atrapados desde el 23 de junio en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia, se ha reanudado este lunes 09/07. A las 11.00 hora local, 13 buzos internacionales y cinco tailandeses han empezado el trayecto para evacuar a los niños y al entrenador que aún siguen en la cueva.

Por Urgente 24

Los equipos de rescate han sacado al octavo niño atrapado de la cueva de Tailandia, según ha informado la Marina tailandesa. Ya son ocho las personas que han salido y cuatro las que permanecerían en el interior de la gruta. Según las informaciones recogidas por el diario local ‘Daily News’, los menores han sido evacuados inmediatamente a un hospital de la zona, sin que por el momento haya más detalles.

Poco antes de que saliera el último niño rescatado de la cueva, fuentes de los equipos de rescate habían indicado a medios locales que cuatro de los menores han llegado a una cámara de la cueva situada pasado un estrecho pasadizo que supone el mayor peligro para la operación. El rescate de los atrapados en la cueva de Tham Luang se ha reanudado este lunes al mediodía (hora local), tras el éxito ayer al conseguir sacar a cuatro de los 12 niños que accedieron a la gruta hace dos semanas, junto a su entrenador de fútbol.


Amenaza de lluvia, carrera contra reloj:

Es una carrera contra el tiempo, contra el agua, contra los pronósticos. En definitiva, contra la naturaleza. El dramático operativo de rescate en Tailandia entró en una etapa de amenaza por las fuertes lluvias que se prevén hasta el miércoles.

La gran amenaza sigue siendo el agua. El régimen de lluvias es común para este época del año en esta zona de Tailandia. Se prevé que recién el jueves mejoren las condiciones meteorológicas en el lugar.

Los cuatro primeros niños de la cueva de Tailandia ya han sido rescatados, según han confirmado las autoridades locales. El rescate se hizo de forma gradual. Los niños se dividieron en grupos. Cada pequeño fue guiado por 2 buzos que lo condujeron por los pasillos a través de una cuerda. Los pequeños pudieron caminar desde la cámara 3 de la cueva. El drenaje de la gruta de Tailandia ha permitido que se pueda caminar en varias de las zonas. 13 buzos ingresaron a la cueva: 10 a la cámara 9, en la que están los niños, y a la cámara 6, cerca del cruce. Los otros 3 daban apoyo. En cada viaje a la gruta donde se hallan los menores, los buzos tuvieron que recorrer unos 1,7 kilómetros de estrechos pasadizos subterráneos entre visibilidad nula y corrientes de agua, un camino que lleva, ida y vuelta, unas 11 horas.

En este momento, las operaciones se encuentran interrumpidas, por un mínimo de 10 horas y un máximo de 24, para reponer las botellas de aire comprimido y evaluar cómo ha ido la primera etapa. En este momento, los cuatro menores que fueron rescatados se encuentran en un hospital, según informó el Gobierno tailandés.

La ruta que deben recorrer para salir de la cueva es complicada incluso para los experimentados. Cabe recordar que un buzo experto falleció en los trabajos de rescate previos, al quedarse sin oxígeno. Más de 4 kilómetros de estrechos pasadizos por donde tendrán que bucear túneles inundados, superar desniveles y cubrir largas caminatas entre corrientes de agua y rocas, son las dificultades de la misión de salvamento.

En total se han movilizado 18 rescatistas. 13 han llegado desde el extranjero para participar en las operaciones, mientras que los 5 restantes son expertos de élite de la Marina tailandesa.

El rescate de los niños atrapados en cueva


La operación empezó a primera hora de la mañana, acelerada por el mal tiempo. “Es una guerra contra el agua”, ha manifestado Narongsak Osottanakorn, el gobernador de la provincia de Chiang Rai.

“Ellos pueden caminar ahora a lo largo de muchas zonas. Es el momento más adecuado para sacarlos”, explicó Ossottanakorn. Los miembros del equipo de rescate, 13 extranjeros y 5 tailandeses, “son los mejores” para realizar la evacuación, aseguró Narongsak.

En cada viaje a la gruta donde se hallan los menores los buzos tienen que recorrer 1,7 kilómetro de estrechos pasadizos subterráneos entre visibilidad nula y corrientes de agua, un camino que toma, ida y vuelta, unas 11 horas.

De hecho, las lluvias monzónicas han empezado a caer sobre los alrededores de la cueva. Ossottanakorn, portavoz de las operaciones, señaló que 18 buzos protagonizan la operación después de que el nivel del agua que inunda parcialmente las grutas haya descendido de forma notable, por lo que los niños podrán caminar en gran parte del trayecto.

Las condiciones son, en este momento, las mejores posibles. Tras una semana de trabajos intensivos, y de constante aumento del número de máquinas de bombeo, se ha conseguido extraer el agua suficiente como para que los niños puedan hacer pie en a mayor parte del trayecto. Era la principal preocupación en un túnel de casi 4 kilómetros entre el punto donde se encontraban los 13 y la boca de la cueva, extremadamente angosto en algún punto y que el viernes se cobró la vida de uno de los buzos voluntarios.

Elon Musk, el físico, inversor y magnate conocido por ser cofundador de plataformas como PayPal, Tesla Motors y SpaceX, anunció hoy (8/9) que está a cargo de un equipo de ingenieros que trabajan en el desarrollo de cápsulas submarinas que podrían ser utilizadas en el rescate. Lo publicó en sus redes sociales, donde dijo que el aparato está siendo testeado en una piscina en Los Ángeles. El mismo consiste en una cápsula metálica con forma de bala alargada, que estaría conectado a tubos por los que entraría el oxigeno necesario para completar la travesía hasta la entrada de la gruta.

Los 13 se internaron en la cueva de Tham Luang, en el norte de Tailandia el sábado 23/06 tras un entrenamiento de fútbol, cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida.

Hasta el momento, el operativo que tiene a todo el mundo pendiente de novedades, costó la vida de un socorrista. Se trata de un ex miembro de la Marina tailandesa, que falleció por falta de oxígeno. Fue luego de haber entregado una reserva a los niños que se encuentran atrapados. “A su vuelta, no tuvo suficiente oxígeno”, anunció el vicepresdiente de la provincia de Chiang Rai, Passakorn Boonyaluck.

Los niños y el adulto fueron hallados el pasado 3 de julio, luego de una intensa búsqueda que involucró a 1.300 personas y duró 9 días, en una isla de terreno seco 4 kilómetros dentro de la cueva. Habían estado atrapados en el lugar durante 10 días y, desde que fueron encontrados hasta el momento, un equipo de buzos se encargó de proveerles lo necesario para su supervivencia y recuperación.

Los enclaustrados han podido recuperar parcialmente las fuerzas al ser asistidos por médicos y psicólogos dentro de la gruta. También recibieron un entrenamiento intensivo para aprender a bucear. Esto es lo que alienta a concretar la operación.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir