Inicio Grales. Lo condenaron por hacer trompos en pleno Palermo y deberá donar su...

Lo condenaron por hacer trompos en pleno Palermo y deberá donar su auto de medio millón al Estado

Compartir

INSEGURIDAD VIAL

La Justicia condenó al conductor del Audi que hizo riesgosas maniobras en Plaza Italia y ordenó la donación del vehículo, valuado en medio millon de dólares al Estado.

La Justicia condenó al conductor de un automóvil deportivo de alta gama que hizo riesgosos trompos en la intersección de las avenidas Juan B. Justo y Santa Fé, en la zona de Plaza Italia. Como parte de la condena se ordenó la donación del Audi, que está valuado en medio millón de dólares.

En un proceso que apenas duró 41 días, la Fiscalía de la Ciudad logró la condena de Nicolás Avallone, quien conducía el vehículo, a la pena de un año de prisión en suspenso, la inhabilitación del acusado para conducir todo tipo de vehículos y una importante serie de trabajos comunitarios.

También se ordenó la donación al Estado del automóvil Audi R8, valuado en medio millón de dólares.

El 14 de mayo de 2018, a las 7.07 horas, el conductor de un automóvil Audi R8 rojo realizó riesgosos giros sobre su eje en la intersección de las avenidas Santa Fe y Juan B. Justo. Ese mismo vehículo había realizado el mismo tipo de maniobra de riesgo unas horas antes, la noche del 13 de mayo, frente al restaurante Kansas, sobre Avenida del Libertador, en Belgrano.

A partir de la gravedad del hecho verificado en la zona de Puente Pacífico, la Fiscal Andrea Scanga, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas número 11, comenzó una investigación de lo ocurrido, teniendo en cuenta el riesgo potencial, ya que el episodio se desarrolló durante un día hábil, en una zona altamente transitada por vehículos de todo tipo y cientos de peatones.

Un hecho que por sus características, y por haber sido grabado por los testigos circunstanciales, tomó inmediato estado público.

Una testigo presenció los trompos realizados por el conductor del Audi R8 unas horas antes, la noche del 13 de mayo.

La fiscal Scanga convocó a dicho testigo a declarar -su identidad se encuentra reservada-, resultando su testimonio fundamental para dar con la numeración de la patente y la posterior identificación del auto.

La exhaustiva investigación que sobrevino incluyó: intervención telefónica de celulares, realización de allanamientos, seguimientos, entrevistas con la ONG Madres del Dolor que reciben denuncias con información que podía ayudar con el caso, entre otras acciones.

La Fiscal Scanga explicó: “El trabajo incisivo, tanto de la Fiscalía como del personal de la División Exposiciones de la Policía de la Ciudad y del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad (CIJ), llevó a que el imputado, sintiéndose acorralado, decidiera entregarse. Un mes y once días después de cometer el ilícito, Nicolás Avallone, autor de los trompos, se presentó ante la justicia junto con el automóvil objeto del delito ante la inminencia de su detención y prisión preventiva, pactando su libertad durante el proceso y la entrega del vehículo. El Audi R8 había sido repintado de su color rojo original, al blanco, lo que demuestra la intención de Avallone de eludir, en principio, el accionar judicial”.

Recolectada la evidencia, la Fiscalía y Nicolás Avallone llegaron a un acuerdo de Avenimiento que fue homologado por la juez Susana Parada, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Número 27, de la Ciudad, y que le impone las siguientes sanciones en el plazo de dos años:

-Pena de un año de prisión en suspenso.

-Inhabilitación para manejar todo tipo de vehículos por 8 meses.

-La realización de trabajos comunitarios en la “Oficina de Apoyo a Familiares de Víctimas de Transito”, de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, por un total de 30 horas.

-La realización del Curso de Reeducación Vial que dicta la Subsecretaria de Movilidad Sustentable y Segura del GCBA, por un total de 12 horas, que incluye una charla con la Secretaria de la ONG Madres del Dolor, Vivian Perrone.

-La obligación de participar, en calidad de colaborador, de tres controles de alcoholemia de 4 horas de duración cada uno, todo eso en el término de dos años.

https://www.minutouno.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir