Inicio Policial Cómo operaba la secta del “gurú del yoga” que captaba y esclavizaba...

Cómo operaba la secta del “gurú del yoga” que captaba y esclavizaba mujeres en Mar del Plata

Compartir

Montaron la organización en un hotel marplatense. La policía detuvo a cuatro personas y liberó a 10 víctimas.

Detrás de la fachada del City Hotel, en el centro de Mar del Plata, funcionaba una secta religiosa que captaba, abusaba y esclavizaba mujeres. Después de meses de investigación, la Policía Federal logró rescatar a 10 víctimas y detener a cuatro de los integrantes de la banda. Entre ellos estaba a su líder, el cerebro detrás de esta pantalla que se hacía pasar por un gurú de yoga.

El modus operandi fue lo que más les llamó la atención a los autoridades. Bajo la imagen de una cooperativa que regenteaba el establecimiento, ubicado en Diagonal Alberdi al 2500, engañaban a los “seguidores” con cursos de espiritualismo. Y una vez dentro, los privaban de su libertad y los obligaban a realizar trabajos forzados.

Maltrato, amenazas de perder lo que tenían, sumisión. Factores que se repitieron en las declaraciones de al menos siete testigos, que fueron víctimas de esta secta y lograron contar sus traumáticas experiencia ante la Justicia.

Entre las advertencias para tenerlos prisioneros, los delincuentes les advertían que, en caso de escaparse o delatarlos, les iban a robar sus casas.

Durante el allanamiento, encabezado por la Policía Federal, se secuestró en el hotel un gran arsenal de armas de fuego, balas de todo tipo y dinero en efectivo.

Hasta el momento, los oficiales detuvieron a cuatro integrantes de la banda: dos ciudadanos argentinos y dos venezolanos nacionalizados. Al dictarse el secreto de sumario, ya que la investigación sigue en pie, no trascendió la identidad de ninguno de los sospechosos.

La Policía Federal secuestró un arsenal de armas de fuego en el hotel.
La Policía Federal secuestró un arsenal de armas de fuego en el hotel.

El fiscal federal Nicolás Czizick le solicitó al juez federal Santiago Inchausti que los imputen por distintos “delitos vinculados a la trata de personas y a la reducción a la servidumbre. A su vez, remarcó la posibilidad de que hayan sido autores de presuntos abusos sexuales.

A pesar de que las primeras versiones sostenían que algunas víctimas habían tenido hijos en cautiverio, el comisario Gustavo Acero le confirmó a TN que, por ahora, no tenían información para respaldar esa teoría.

La causa empezó a fines del año pasado en la Justicia Provincial, cuando una persona denunció ante la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex) el infierno que vivió en manos de la secta, que lo privó de su libertad. En ese entonces, el testigo no pudo aportar muchas pruebas para un allanamiento y, por este motivo, la investigación se demoró hasta obtener la evidencia suficiente.

https://tn.com.ar/
Print Friendly, PDF & Email
Compartir