Inicio Grales. La nena del basural habla por primera vez: “Yo lo ayudé a...

La nena del basural habla por primera vez: “Yo lo ayudé a Macri a ser lo que es ahora y me usó”

Compartir

Melina protagonizó una polémica foto que causó un gran golpe de efecto en los votantes porteños. Les prometió ayuda para ella y su familia pero nunca más la vio.

En 2007, Mauricio Macri aún era presidente de Boca. Perdió las elecciones para jefe de Gobierno con Aníbal Ibarra cuatro años antes y, tras ganar las legislativas de 2005, se posicionaba como el favorito para suceder a Jorge TelermanSu campaña comenzó con un golpe de efecto. Para algunos bajo, para otros certero: se presentó con una nena de 9 años en un basural de Villa Lugano.

Melina, así se llama la protagonista del lanzamiento de campaña del actual Presidente, hoy tiene 19 años y sigue viviendo en el barrio Ramón Carrilo. A 11 años del lanzamiento, Macri aún le debe una remera que dijo que le iba a regalar.

El jefe de Estado le prometió a la madre cambiar el techo de chapa por uno de losa, acción que también incumplió. “Macri nunca más volvió. Ella dice que el Presidente es su padrino pero Mauricio Macri es la única vez que la vió”, dijo Asunción Carvallo, mamá de Melina al programa ADN de C5N.

El comedor se llama La Familia porque hace 28 años, cuando comenzamos, los chicos se llevaban la mitad del plato para las casas. A un chico llamado Carlos le preguntamos si no les gustaba la comida y uno nos dijo que “sí” pero que se llevaba la mitad del plato para sus padres. Ahí entendimos que era la familia lo que estaba sufriendo”, detalla la madre de la protagonista de aquel tan recordado como polémico lanzamiento.

Edgardo, el padre de Melina, murió en 2015. Tenía un contrato en el Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad. Desde entonces, la familia se sostiene con las ayudas que le llegan al comedor. “Tenemos 200 raciones pero comen 240 personas. Cada día se ve más la pobreza, cada día se ve la necesidad. Nosotros estamos yendo a los mercados para pedir donaciones”, comentó.

A las 4 de la mañana esperamos los cajones que están podridos por arriba y como no los venden los retiramos. Tuvimos un corte de luz y vino la asistente social. Nos dice que por no haber cocinado un día tenía que informarlo y nos suspendieron. Me suspenden el comedor un día y nos sacaron 45 raciones. ¿Cómo hago para decirle a la gente quien come y quien no? ¿Estamos en la época de Hitler en la que podés separar a las personas? ¿En qué país estamos? Somos números para ellos”, agregó Asunción sobre la situación actual.

La madre de la ahora adolescente, contó que el último acercamiento fue para el cumpleaños de 15 de Melina. “Macri se lo pagó. Mandó a un puntero de la zona. Todo salió del Estado, nada de sus bolsillos. Nunca más vino, nunca preguntó por ella”.

ADN logró dar con Melina. Hoy está muy distinta. Se tiñó el pelo de platinado y es una típica millenial que está todo el día con el celular. Sueña con que su “padrino”, así llama a Macri, se contacte con ella y lo vea por segunda vez en su vida.

Me llevó al cine y nunca más. Le compré un alfajor en un kiosco, lo envolví y se lo regalé. Me hizo un par de promesas que nunca cumplió. Prometió llevarme a pasear, hacerme un regalo y cambiar el techo del comedor y nunca cumplió. Lo quería mucho pero no tengo más contacto. Me gustaría preguntarle cosas a él y que me responda verdades. Por qué no me llamó más y por qué hizo promesas y nunca cumplió. Prometió ayudar a mamá con el comedor, llevarme a cenar y nunca pasó”, contó Melina a C5N.

https://www.minutouno.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir