Inicio Grales. Llevó a su hijo a nebulizarse a Edesur

Llevó a su hijo a nebulizarse a Edesur

Compartir

El viernes, después de horas sin luz, la mamá de un nene de 8 años con fibrosis quística llevó a su hijo a la sede de Edesur de Adrogué para poder hacerle nebulizaciones. Cuando se acercaba el horario de fin de atención al público, la encargada del lugar le dijo que no podían nebulizarlo allí porque el local ya estaba por cerrar. “Si le pasa algo al chico ya no es responsabilidad nuestra”, le informaron a la mamá, quien estaba desesperada por no tener dónde continuar el tratamiento de su hijo. El vicepresidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes, Mauro Stefanizzi, se acercó al lugar y le dijo a la supervisora que no se irían de allí hasta tener una solución para el pequeño. Recién alrededor de las cinco de la tarde, Edesur les informó que ya estaban enviando un grupo electrógeno a la casa del niño.

LEER MÁS
Cortaron la luz por una deuda en la casa de un chico electrodependiente | Morir por el tarifazo

“Desde las 4 de la mañana estábamos en José Mármol sin luz. Fer necesita nebulizaciones cada 8 horas, pero como tuvo una recaída, era necesario el tratamiento cada 4 horas”, dijo a la prensa Sandra Borgarín, mamá de Fernando, quien padece de una enfermedad que le obstruye las vías respiratorias. Según informó Mauro Stefanizzi, como el viernes el niño tuvo una recaída, su mamá lo llevó al hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. “Allí lo atendieron, pero le dijeron que no podía quedarse en la guardia por falta de lugar y porque había una epidemia de Bronquiolitis. Entonces la mamá, como en su casa seguían sin luz, se fue para la sede de Edesur a nebulizarlo”, explicó Stefanizzi.

“Cuando me enteré, fuimos para allá y salió la supervisora. La reja ya estaba cerrada y me prohibió el ingreso. La mamá de Fernando estaba de un lado de la reja y yo del otro. Después me enteré que la mamá había recibido maltrato también. No la querían dejar nebulizar a su hijo después del horario de cierre. Le dije que no nos íbamos a ir hasta no tener una solución”, relató Stefanizzi. “Tras realizar algunas gestiones directamente con Edesur Central, a las cinco menos cuarto logramos que le envíen un grupo electrógeno para que Fernando pueda volver a su domicilio”, dijo el representante de la Asociación Argentina de Electrodependientes.

Luego de varias horas, volvió la luz. “No queremos lamentar a otro Valentino”, subrayó Stefanizzi, refiriéndose al niño electrodependiente que murió el lunes pasado tras un corte de luz de más de 12 horas.

https://www.pagina12.com.ar

Print Friendly, PDF & Email
Compartir