Inicio Cultura y Espectáculos Harta de las críticas, Alejandra Darín defendió a su hermano en una...

Harta de las críticas, Alejandra Darín defendió a su hermano en una carta abierta

Compartir

La presidente de la Asociación Argentina de Actores dejó en claro de qué lado está tras las duras acusaciones de Valeria Bertuccelli contra Ricardo.

En medio del escándalo en el que se vio envuelto Ricardo Darín, no era fácil para Alejandra, su hermana, tomar partido en la polémica que se generó entre él y Valeria Bertuccelli luego de las tremendas declaraciones que hizo la actriz en el programa de Luis Novaresio, sumado a los posteos y declaraciones de Érica Rivas después, en el mismo sentido.

Claro, no se trata de una opinión cualquiera, porque Alejandra además es la presidenta de la Asociación Argentina de Actores, por lo que debería atender especialmente los reclamos de actrices que dicen sufrir destratos en un escenario. Sin embargo, se animó y rompió el silencio.

La hermana del actor agradeció los saludos que recibió por su cumpleaños y en el mismo posteo que publicó en su cuenta de Facebook, sumó sentidas palabras para Ricardo, a quien llamó “su maestro”.

“Anoche me fui a dormir con una sonrisa en el alma después de leer muchos mensajes cariñosos y me desperté hoy con una catarata de buenos deseos, que agradezco con ese mismo amor y la sonrisa ensanchada. En estos tiempos en los que la crueldad no da respiro y nos intenta confundir a todos en un torbellino de falacias, injusticias y jodideces, que vaya a saber uno a que oscuros intereses personales obedecen, el amor, más que nunca, se torna imprescindible. Hoy cumplo 56 años y encuentro en la gratitud la mejor manera de celebrarlos”, dice en el comienzo de su carta abierta.

Para luego sí, en un pasaje de su extenso texto, hablar sobre Ricardo, en una semana en la que estuvo en la boca de todos por las acusaciones de Bertuccelli y Rivas, quienes dijeron haber sido “maltratadas” por su colega cuando trabajaban juntos en Escenas de la vida conyugal.

“Agradezco por mis padres, mis hijos, mi familia. Agradezco por mis amigas y amigos y por cada una de las personas con las que he cruzado una mirada, una palabra, una idea. Pero por sobre todo, hoy y siempre, agradezco por el compañero que me dio la vida desde que nací. Mi amigo, mi interlocutor. Con el que nunca me peleó pero siempre discuto. El generoso con todos, el atento a tantos, el que pone el cuerpo, su nombre y sus convicciones en la pelea de otros, al solo pedido y sin esperar el vuelto”, describió Alejandra a su hermano Ricardo.

Y continuó: “El divertido, el cabrón. El que muchos creen conocer, pero no tienen la más remota idea sobre sus desvelos o preocupaciones, sus íntimas alegrías, sus miedos, sus grandezas, sus dudas, sus certezas. A veces mi alumno y siempre mi maestro. Mi par. El que conozco tanto o más que a mi misma: Mi hermano”.

La carta abierta de Alejandra concluyó con una aclaración de por qué no salió a defenderlo públicamente a su hermano, tras las acusaciones que recibió de parte de Bertuccelli y Rivas: “A lo largo de todos estos años han pasado algunas situaciones en las que nunca elegí defenderlo públicamente. Lo mismo hago conmigo. Quizá porque confío en la verdad y sé que triunfa y nos hace fuertes. Quizá porque me parece indigno pelear en el terreno de las mentiras humanas disfrazadas y en el que cada uno de los que participan saca su mísera tajada. Quizá porque estoy convencida que no está bien alimentar bajezas y que más allá de ellas, vamos a seguir intentando construir el ‘mundo mejor’ que aún soñamos, junto a tantos otros”.

http://www.diarioveloz.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir