Inicio Economía “Retrocedimos 50 años: 30% inflación es un desastre, se la pusieron de...

“Retrocedimos 50 años: 30% inflación es un desastre, se la pusieron de sombrero”

Compartir

El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen salió al cruce del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional tal como lo hicieron economistas reconocidos como el caso de Javier Milei, Diego Giacomini, Miguel Boggiano y Carlos Melconian: “Fuimos 50 años para atrás. Demasiada inestabilidad, demasiada inflación y demasiadas idas y vueltas”. Además, consideró “erráticas” casi todas las medidas del Banco Central y deseó: “Espero que ni el Fondo ni los argentinos estemos haciendo todo esto para que los que vinieron (a invertir en LEBACs) se puedan ir más tranquilos”.

El ex secretario de Finanzas del equipo económico de Roberto Lavagna (2005), que logró cierto reconocimiento gracias a las negociaciones para el canje de la deuda argentina con el FMI, se mostró muy preocupado por cada una de las medidas que tomó el Ejecutivo Nacional, que derivaron en esta inestabilidad general del plan económico. En este sentido, rogó que la reforma de la carta orgánica del Banco Central se realice cuanto para que la autoridad monetaria logre mayor independencia.

“Ajuste: El dólar vale $41 y bajar la tasa llevará 6 meses”

“Este año vamos de cabeza a un 30% de inflación. Es un desastre. Se la pusieron de sombrero”, resumió al aire de A24:

 “Antes, el Ejecutivo iba al FMI representando el 85% del gasto público pero en los últimos años hubo una federalización de los recursos y hoy el Estado Nacional gasta sólo el 50%. El otro 50% lo gastan las provicias y los municipios. Esto, sacando las jubilaciones y pensiones, que van aparte y cuenta con un marco legal aparte.

Hay un lado B del acuerdo con el Fondo que lo van a ir descubriendo de a poco porque esto no cierra sin el acuerdo con las provincias.

Con la velocidad que se dio el préstamo, no hubiese sido posible sin el apoyo decidido del tersoro norteamericano. Esto es una jugada del tesoro norteamericano y el titiritero de todo esto es Donald Trump. Todavía no sabemos qué se negocio pero a esa letra chica se la va a ver en la primera revisión, que tiene lugar a fines de agosto y principios de septiembre. Es complicado pero ahí se va a saber en qué cumplió el gobierno y cómo se definieron las metas.

Se viene un ajuste. Ya hay un ajuste, que se puso en marcha a partir de la corrida (cambiaria). Ahí empezó solito el ajuste por inflación, que erosiona la capacidad de compra.

No estoy de acuerdo con haber ido al Fondo; fue una decisión apresurada e innecesaria, pero si esto sirve para ordenar el gasto en Argentina, bienvenido sea. Esto es un problema nacional que toca a todos los colores políticos y no veo que esto esté presente (con la misma preocupación).

Este año vamos de cabeza a un 30% de inflación. Es un desastre. Se la pusieron de sombrero, pero no sólo en eso:

> Tenemos un problema muy serio en el sector externo por una rigidez de exportaciones. Argentina se primarizó aún más, generando un déficit muy grande, que tracciona el dólar al alza.

> Esto a su vez tiene un impacto inmediato en salarios pero también en el sector energético, que está ligado al dólar. Entonces, con todo el problema que tuviste para actualizar tarifas, devaluaste y retrocediste tres casilleros.

Han pasado cosas que me inquietan: dejaron que el dólar se dispare más de lo que correspondía. Se devaluó más de uno y medio el viernes pasado (8/06) y hoy seguía tonificado. Vos tenés que ser muy sutil pero tenés que intervenir.

Lamentablemente, estamos viendo algo que se repite: las intervenciones del Central fueron erráticas y eso no ayuda a la confiabilidad y estabilidad que estamos necesitando como nunca.

El parate económico se va a sentir aún más porque la gente se retrae. Para consumir hay que estar tranquilo. Entonces, se consume lo básico. Esto se suma al problema de la tasa de interés que afecta mucho a las PyMEs. Esto tiene que cortarse cuanto antes. Es una locura. Tampoco ayuda que Finanzas dijera el viernes que se iban a destinar 25 mil millones de pesos para que el Banco Central compre las LEBACs y hoy lunes cambien la letra diciendo ‘lo que pueda el mercado’.

Sin dudas, hay que pasar el invierno. Fuimos 50 años para atrás. Demasiada inestabilidad, demasiada inflación y demasiadas idas y vueltas.

Volviendo al acuerdo con el Fondo, hay un planteo de cambiar la carta orgánica del Banco Central, que a mí me parece muy auspicioso porque puede ser la base de que terminemos con la Argentina inflacionaria.

No debería ser la fantasía del presidente ser ministro de Economía porque no sabe, así como sabía Néstor Kirchner.

Ellos tienen una trayectoria gerencial importante pero no en la macroeconomía. Quintana y Lopetegui son buenos comprando activos por debajo del valor para venderlos y ganar mucha plata. Pero ser macroeconomista es otra cosa.

Es un año muy difícil. Es un año para ser extremadamente cuidadoso con la plata; y la gente lo percibe a eso. Respeto mucho la percepción de la gente porque entiende mucho más de lo que pensamos.

Estos 50 mil millones de dólares te sirven para compensar la falta de confianza en la política económica, pero podés usar el primer tramo de 15 mil millones para el mercado. Pero el FMI es muy duro en esto: antes venía para que todos los que vinieron (a invertir en el circuito financiero) se pudieran ir. Entonces, las reservas bajan pero la deuda queda. Y ahora, vamos a tener 50 mil millones anotados en la deuda argentina graicas al Fondo. Espero que ni el Fondo ni los argentinos estemos haciendo todo esto para que los que vinieron se puedan ir más tranquilos.

Hasta marzo del año que viene va a ser muy duro. Es muy probable que, si esto se hace bien, las elecciones 2019 se lleven a cabo en un contexto de crecimiento”.

https://www.urgente24.com

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Compartir