Inicio Tapa La compleja trama diplomática detrás de la suspensión del amistoso con Israel

La compleja trama diplomática detrás de la suspensión del amistoso con Israel

Compartir
Foto: Twitter

El partido amistoso iba a jugarse en Jerusalén, actualmente parte de Israel, pero reclamado por Palestina como su capital.

La decisión de suspender el partido se confirmó recién ayer. Lo hizo en una conferencia de prensa el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio ‘Chiqui’ Tapia, allí, además, pidió “disculpas a todos los argentinos que forman parte de la comunidad israelí, a los israelíes que sacaron las entradas, a todos los chicos que iban a participar de distintas acciones por La Paz”.

Previamente, los jugadores vivieron momentos de tensión, en el marco de un partido con una profunda significación política y diplomática. Uno de los más tensos se vivió cuando la selección argentina se encontraba entrenando en el Complejo Deportivo Joan Gamper de Barcelona. Allí, unos treinta manifestantes en favor de los derechos de Palestina se congregaron puertas afuera.

Foto: AFP

Los manifestantes llegaron con carteles y camisetas de Messi manchadas con sangre. Nunca amenazaron al futbolista, pero solicitaron que la selección no avale, mediante el acto de ir a jugar a Jerusalén, lo que consideran una ocupación por parte de Israel.

“¡No laven la imagen de Israel! ¡Como dijo Maradona, la pelota no se mancha!”, “No vayan a jugar ese partido”, eran las principales consignas del acto que dejó anonadados de los deportistas.

Antes de eso, el pasado domingo, el presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, también había advertido que la presencia de la selección se tomaría como un “blanqueo de crímenes de la ocupación israelí”. Además, había advertido que de concretarse el encuentro deportivo, seguramente habría importantes manifestaciones de repudio.

Asimismo, el pasado lunes se sumaron al pedido un grupo de 70 niños palestinos, quienes le escribieron una carta a Lionel Messi.

“Estimado Lionel Messi: Eres una legendaria figura del fútbol con la que todos soñamos con igualarnos. Nosotros somos hijos de refugiados palestinos de los campos de refugiados de Qalandia, al Amari, Yalazón y Aida. Nuestras familias son originarias de Al Malha”, comienza el texto.

“No sabemos si has escuchado hablar de ella (la localidad), pero estamos seguros que escucharás, porque según se nos ha dicho, vienes a jugar con tus amigos a Al Malha, en un estadio construido sobre nuestra aldea destruida”, continúa.

“Pero nuestra felicidad se convirtió en lágrimas y se rompieron nuestros corazones. ¿Es acaso lógico que Messi, el héroe, vaya a jugar en un estadio construido sobre las tumbas de nuestros ancestros?”, cierra el texto.

Los niños se estaban refiriendo al lugar donde se iba a jugar el amistoso. Hace 70 años el Estagio Teddy Kollek, quedó completamente destruido, junto a toda la ciudad, por causa de un enfrentamiento entre israelíes y palestinos.

En medio de esa tensión, se procedió a cancelar el encuentro. El propio presidente israelí, Benjamin Netanyahu, intentó interceder y evitar la suspensión, llamando directamente a su par, Mauricio Macri. La comunicación fue confirmada por el vocero presidencial, Iván Pavlovsky.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, junto a Mauricio Macri

Al respecto, la embajada de Israel en nuestro país emitió un comunicado mediante el que lamentaba la cancelación del evento. “Las amenazas y provocaciones dirigidas a Lionel Messi, que lógicamente suscitaron la solidaridad de sus pares y el temor a concretar el amistoso, no son ajenas a la cotidianidad de la población civil en Israel cuyos deportistas, sin ir más lejos, han sido en numerosas oportunidades objeto de violencia y atentados”, dice el escrito.

“La amistad entre la República Argentina y el Estado de Israel, próxima a cumplir 70 años, no se dirime en un partido de fútbol. El país democrático y el público plural (compuesto por judíos, musulmanes y cristianos) espera siempre con ansías poder recibir a las principales figuras del deporte argentino”, agrega.

Sin embargo, la desprolijidad deja varios sabores amargos. Es imposible no preguntarse por qué la AFA coordinó un encuentro deportivo tan delicado, ya que jugarlo o cancelarlo tiene iguales implicaciones políticas. En el caso de Argentina, es sabido que las relaciones bilaterales con Israel van camino a estrecharse, si bien no se ha procedido a una muestra de apoyo tal como trasladar la embajada.

La compleja trama detrás de las manifestaciones en contra del amistoso

Durante los últimos meses la tensión política en el territorio fue escalando, a raíz del traslado de la embajada norteamericana desde Tel Aviv hasta Jerusalén. Se trata de un aval directo por parte de ese país de los derechos israelíes.

Rumania inmediatamente siguió los pasos de EEUU. De América Latina lo hicieron Guatemala, Honduras y Paraguay

El reconocimiento de EE.UU. de Jerusalén como capital de Israel empeoró la relaciones entre israelíes y palestinos. El conflicto ya lleva un trágico saldo de cientos de palestinos muertos y miles de heridos, que se manifiestan regularmente en la Franja de Gaza.

Más allá de esos países, la decisión de Donald Trump fue ampliamente criticada a nivel internacional, incluso por organismos de gran envergadura como la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE), y varios estados árabes y latinoamericanos.

Para los organismo internacionales, la intervención y posicionamiento de Estados Unidos viola el derecho internacional y pone es riesgo la posibilidad de una resolución pacífica del conflicto.

En esta línea, el secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, afirmó que “la Administración Trump está promoviendo la anarquía internacional al apoyar Israel y sus flagrantes y sistemas violaciones de las resoluciones de legitimidad internacional”.
Mientras tanto, el índice de muertos y heridos continúa subiendo, en el marco de una tensa situación social y política, de la que la Selección Argentina jamás debería haber tomado parte.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir