Inicio Política Otra denuncia contra Canicoba Corral: lo acusan por presunto pedido de sobornos

Otra denuncia contra Canicoba Corral: lo acusan por presunto pedido de sobornos

Compartir

Omar “El Caballo” Suárez , el extitular del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), denunció al juez federal Rodolfo Canicoba Corral ante el Consejo de la Magistratura por el supuesto pedido de sobornos que habría pedido un secretario de su juzgado a la hija del gremialista, a cambio de concederle la prisión domiciliaria.

Tal como reveló LA NACION, Lorena Suárez, la hija del sindicalista, había denunciado en octubre del año pasado ante la Justicia un episodio que tanto ella como su abogado interpretaron como un pedido de sobornos instrumentado por un abogado recomendado por el secretario del juzgado de Canicoba Corral, que trabajaba en la causa por la que el gremialista está detenido con prisión preventiva desde 2016.

“Mi hija fue abordada por un abogado que le requirió US$500.000 a cambio de mi prisión domiciliaria, ya que conforme los dichos del letrado no iba a conseguir nada”, escribió Suárez en la denuncia. “¿Que hizo el Dr. Canicoba Corral? Nada, salvo sostener que su empleado era un excelente empleado y que la denuncia realizada no afectaba el gran concepto que tiene de esa persona”, cuestionó

Esta nueva acusación en el Consejo de la Magistratura se suma a una denuncia realizada por el diputado oficialista Pablo Tonelli, quien pidió que se investigara el crecimiento patrimonial del juez y de su mujer, Viviana Tejada, por la adquisición de una casona en Vicente López y de un departamento en Palermo Chico, cuyo valor de mercado asciende a los U$2 millones.

A pesar de que las denuncias contra Canicoba Corral iban a ser instruidas en el Consejo por el senador peronista Mario Pais , el oficialismo impulsó ayer que la investigación cambie de manos en favor de Adriana Donato, una consejera de su propio bloque. El oficialismo tendrá entonces en sus manos investigar el patrimonio de este magistrado.

Suárez, de 67 años, manejó el SOMU durante 24 años. El gremio fue intervenido por Canicoba Corral en febrero de 2016; siete meses después, el sindicalista fue detenido acusado de encabezar una asociación ilícita, incurrir en administración fraudulenta del gremio y bloquear puertos. Detenido en Marcos Paz, su familia afirma que atraviesa graves problemas de salud.

El sindicalista recibió la libertad domiciliaria a fines de diciembre, que fue otorgada por el juez Luis Rodríguez mientras Canicoba Corral estaba de feria. Pero la Cámara Federal le revocó ese beneficio al sindicalista, que volvió al penal de Marcos Paz.

El supuesto pedido de sobornos

María Lorena Suárez Peña, una de las hijas del sindicalista, declaró ante la jueza María Servini -que instruye la denuncia- que el pasado 1° de septiembre, después de preguntar por el estado procesal de su padre en Comodoro Py, fue abordada en la puerta del juzgado por un secretario, que -sostiene- le recomendó cambiar su abogado para que avanzara la causa en la que su padre está procesado.

Suárez Peña contó en su declaración testimonial que se anunció en ventanilla y fue atendida por un secretario. “Empezamos a hablar y le conté que mi papá estaba muy mal de salud, que se les iba a morir en la cárcel. Pero lo dije en un tono muy alto y toda la gente que estaba cerca se dio vuelta. Entonces, él salió al pasillo y ahí me dijo que había una forma de arreglar todo esto. Que él iba a hablar con el juez para ordenar la situación, pero el problema era mi abogado, que era muy desprolijo”, señaló. “Me dijo -continuó- que él me podía recomendar un abogado. Me pidió mi teléfono y yo se lo anoté en un papelito. Me pidió que me quedara tranquila, que se iban a comunicar conmigo”.

Según relató, su teléfono sonó dos horas después, cuando la llamó un abogado, de parte del funcionario judicial con el que ella había hablado y le pidió reunirse lo antes posible. “Acordamos encontrarnos a las 19, en la confitería Frederick, en Unicenter”, detalló.

Suárez Peña -acompañada por su marido- y el reconocido abogado se juntaron en Unicenter a la hora prevista. “Lo primero que me dijo es que trabajaba para el juzgado de Canicoba Corral. Después me dijo que podía tener una charla personal con el juez [Canicoba Corral] para ver si se podía hablar de la prisión domiciliaria de mi papá y el tema de su atención médica”, relató Suárez Peña. Y agregó: “Me sentía muy incómoda porque varias veces le pregunté por sus honorarios, pero no me respondía. Le dije que lo iba a hablar con mi papá, pero que la situación me daba asco”.

Se volvieron a juntar el 4 de septiembre. Esta vez, Suárez Peña estaba acompañada por su abogado, Alejandro Argibay. “Me dijo que solamente por la prisión domiciliaria, el valor era de US$ 500.000. Indignada, le pregunté por qué mi papá costaba medio millón de dólares. Y me dijo que era una persona mediática y que tuvo mucho poder”, relató la hija del sindicalista que -afirma- se levantó y se fue de la reunión.

“No volví a pisar ese juzgado porque me da asco. ¿Esto no es una extorsión del juzgado de Canicoba Corral?”, cuestionó la hija del “Caballo” Suárez en su declaración testimonial.

Lanacion.com

Print Friendly, PDF & Email