Inicio Mundo El paro de camioneros de Brasil ya impacta en la frontera argentina

El paro de camioneros de Brasil ya impacta en la frontera argentina

Compartir

La escasez de combustibles todavía no impactó en el sector turístico argentino pues los vuelos llegan a Foz do Iguaçu.

El paro de camioneros que tiene paralizado Brasil desde hace una semana comienza a sentirse en la frontera. Los brasileños llegan a Puerto Iguazú y Bernardo de Irigoyen en busca de combustible y en menor medida, de mercaderías.

El desabastecimiento se nota en mayor medida en las estaciones de servicio brasileñas, que en muchos casos quedaron con sus tanques vacíos y otras tienen un pequeño stock y venden racionadamente.

En la estación de servicios que el Automóvil Club Argentino (ACA) tiene en Bernardo de Irigoyen, los automóviles brasileños volvieron a ser mayoría en los surtidores de naftas y gasoil. “Vienen de ciudades que están a 80 o 100 kilómetros para buscar combustibles, pese a que acá es bastante más caro”, dijo uno de los playeros.

“Antes del conflicto, por turno podían llegar dos o tres vehículos brasileños, pero ahora son cien o ciento cincuenta. Los que viven más cerca de la frontera cargan por 500 o 1.000 pesos porque especulan con una pronta solución del conflicto, pero los que vienen de más lejos llenan los tanques”, sostuvo el expendedor.

El desabastecimiento en las estaciones de servicio del sur de Brasil comenzó a notarse el fin de semana. “Hace tres días que están viniendo mucho y por ahora la mayoría sólo compra combustible porque los supermercados todavía cuentan con stock de mercaderías”, dijo el playero, que escucha a diario los lamentos de los automovilistas brasileños.

Antes del inicio del conflicto, los argentinos que tienen vehículos que funcionan a gasoil se abastecían del otro lado de la frontera, donde el diésel está mucho más barato, mientras que la diferencia es mucho menor en las naftas.

Periodistas de Foz do Iguaçu dijeron al sitio www.lavozdecataratas.com que “los mercados racionan las mercaderías, no hay gas ni combustible. Verduras, frutas ya no hay, desde el jueves pasado, la población compra en Paraguay” y en menor medida en Argentina. “En la frontera nos arreglamos, en el resto del país los camiones están parados pero no se prohíbe el paso”, contaron.

El paro de camioneros y la escasez de combustibles todavía no impactó en el sector turístico. Los vuelos llegan regularmente a Foz do Iguaçu y los servicios de transfer operan con normalidad, pero si el conflicto se mantiene podrían también resultar afectados.

La actividad en la Aduana de Bernardo de Irigoyen se paralizó el jueves de la semana pasada por los bloqueos en las rutas, situación que se mantiene todavía.

En la localidad de Santo Antonio do Oeste, la Municipalidad informó que las clases se dictarán con normalidad, pero desde el viernes pasado no se realiza la recolección de residuos.

En su página oficial en la red social Facebook, la intendencia manifestó su “apoyo a la paralización nacional de los camioneros, que demanda la reducción en el precio del combustible, factor imprescindible para la supervivencia de este sector y que afecta directamente en la vida de los trabajadores y de nuestra comunidad”.

https://www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir