Inicio Grales. “Cuatro neuronas, una por hornalla”: escándalo en Tucumán por los comentarios sexistas...

“Cuatro neuronas, una por hornalla”: escándalo en Tucumán por los comentarios sexistas de un docente universitario

Compartir

El docente, que es titular de cátedra en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Tucumán, negó ser el protagonista de un audio viral donde compara a la mujer con un lavarropas. Se acumularon ya ocho denuncias por maltratos

“Las mujeres tienen cuatro neuronas, una para cada hornalla”. Ese es tan solo uno de los comentarios que habría hecho un titular de cátedra de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), que hace ya dos semanas está envuelto en un escándalo y fue denunciado ocho veces por maltratos.

Después del escándalo en la Escuela Superior de Educación Artística de la misma provincia con una docente que llamó “prostituta” a una alumna porque llevaba “muy corta” la pollera, otra vez la polémica salió de las aulas y llegó a las autoridades de la institución.

Eduardo Hassan, titular de la cátedra de Anatomía, fue denunciado por ocho estudiantes por maltratar a las mujeres durante sus clases con comentarios sexistas. Además de las declaraciones de alumnos y de los escraches por redes, circula también un audio donde el docente asegura que “la mujer es como un lavarropas”. “Vos le apretás un botón y te copia la función porque vos le has apretado eso”, indica. El comentario sobre las hornallas, en tanto, fue denunciado por una usuaria en Twitter.

Las denuncias fueron realizadas en el marco del Protocolo Antiviolencia de Género que rige en la UNT, según informaron Nicolás García y Federico González, dos de los estudiantes que integran el Consejo Directivo de Odontología.

Todo comenzó cuando un alumno difundió el audio con la comparación entre las mujeres y los lavarropas y se viralizó por redes sociales. Tras este episodio, la secretaria académica de la UNT, Marta Juárez de Tuzza, aseguró que la Facultad de Odontología “estaba actuando al respecto” y precisó que “mientras se investiga este hecho, al docente se lo separará momentáneamente hasta que se compruebe la verdad”.

El protocolo que sirvió para denunciar a Hassan “garantiza el anonimato y la protección de las víctimas que decidan realizar presentaciones formales por violencia de género en el ámbito universitario”, según explicaron los consejeros, y, a través de él, se acumularon las denuncias de acoso y malos tratos.

“En comisión del Consejo Directivo comenzamos a analizar las presentaciones que había y ya enviamos las actuaciones a la Dirección de Asuntos Jurídicos de la UNT para pedir asesoramiento de cómo proceder, por lo que esperamos tener una pronta respuesta”, señalaron, y aclararon que esperaban “el visto bueno del área jurídica para que el docente no dé clase hasta tanto se investigue a fondo el asunto”. “Mientras tanto, no queremos que los alumnos se perjudiquen, porque están sin clases y con un parcial que quedó pendiente”, agregó García.

El martes último, estudiantes, agrupaciones de izquierda y la Comisión de Género de la UNT llevaron adelante la segunda manifestación para pedir que Hassan sea apartado lo antes posible de la función docente y reclamaron que las facultades designen personas idóneas e independientes de las autoridades como referentes para tomar denuncias en el marco del protocolo antiviolencia de género.

El profesor, sin embargo, habló con algunos medios locales y negó haber discriminado, aunque admitió que en sus clases suele dar “ejemplos que terminan siendo jocosos y todo el mundo termina riéndose”. “Los alumnos, tanto varones como mujeres, entienden que son bromas que hago para despertarlos”, se defendió. “No hay nada más tedioso que prestar atención durante más de una hora a la materia que me toca dictar”.

“Niego terminantemente que ese audio sea mío. Jamás, en los 30 años que tengo de docente, se me cruzó ni se me va a cruzar agraviar a una mujer, ni a un alumno por el color de piel o por inclinaciones políticas o religiosas”, dijo al diario La Gaceta. “Ni ahora ni nunca, desde el año 1983 que soy docente, recibí ninguna presentación de este tenor, o de que persiga por condición social, color de piel, sexo o principios religiosos a un alumno. Jamás”, finalizó.

“Hace tiempo denunciamos esta clase de comentarios y abusos en la cátedra de Anatomía. Sin embargo, las autoridades no tomaron cartas en el asunto porque querían esperar que haya una denuncia formal contra el docente”, contó por otra parte Bruno Ruiz, un alumno de la carrera, al diario El Tucumano. “Quienes sufrieron los maltratos no se animan a denunciar por miedo a quedar ‘marcados’ o no aprobar más la materia”.

La Comisión de Género de la Asociación de Docentes e Investigadores de la UNT (ADIUNT), en tanto, convocó para el próximo martes 15 a una marcha y “ruidazo” frente a la Universidad.

En las redes sociales, incluso, después de que estallara el conflicto, aparecieron nuevos relatos de alumnos y ex alumnos que apuntan contra el docente por maltratador. Uno de los relatos anónimos, incluso, sugiere que el docente le pidió a una alumna que se siente sobre sus piernas para explicar un tema:

https://www.infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir