Inicio Tapa Avelluto puso la cara por el escándalo del Incaa

Avelluto puso la cara por el escándalo del Incaa

Compartir

El ministro de Cultura afirmó que el acusado fue apartado de su cargo y consideró que “ya no es fácil robar” en el Incaa. Las explicaciones no fueron demasiadas.

Según admitió Pablo Avelluto, el ex gerente Bernardo Bergeret “aparece como responsable al haber aprobado estas compras, que efectivamente le costaron al Estado mucho más que los servicios que se contrató”.

Se trata de gastos por $6,5 millones que no pueden justificarse. El ex gerente compró de manera directa material publicitario para exponer en diferentes festivales internacionales de cine, pero por un valor considerablemente mayor al que corresponde en el mercado.

Por su parte, el gerente apartado se atrincheró en su oficina y afirmó que el gobierno implementó una “una manipulación mediática” para forzarlo a abandonar su cargo, el mismo que ocupa desde hace trece años.

En declaraciones a radio La Red Avelluto afirmó que “la tentación de la corrupción existe, pero lo que importa es lo que hay del otro lado. Ya no es fácil robar en el INCAA”.

“Nosotros recibimos esa denuncia anónima a fines de abril y en 10 días se había investigado, se separó preventivamente a todas las personas involucradas y se suspendieron todos los pagos. Es muy importante que se entienda que ni en el INCAA ni en ningún lado se puede robar”, agregó.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir