Detuvieron a seis empleados del Soeme acusados de «destruir pruebas» que podrían complicar al gremialista Balcedo

3
Compartir

LA PLATA.- Fueron detenidos hoy seis integrantes del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) acusados de destruir pruebas que comprometerían, aún más, la situación judicial del titular del gremio, Marcelo Balcedo, quien actualmente continúa detenido en Uruguay.

La medida fue adoptada por el juez federal Ernesto Kreplak que en diciembre del año pasado había sido el primero en solicitar la detención del gremialista acusado de lavado de activos y asociación ilícita. Balcedo fue detenido en Uruguay y quedó a disposición de la Justicia de ese país luego de encontrarle seis millones de dólares en sus cajas. Kreplak solicitó la extradición pero aún no se efectuó.

Fue entonces que el magistrado se abocó a tratar de reconstruir los artilugios que utilizaba el gremialista para sacarle dinero a los afiliados del Soeme. En ese contexto, descubrió que durante el último tiempo la secretaria administrativa del gremio y otros cinco empleados habían obstruido la investigación al destruir parte de la documentación.

Un estrecho colaborador del juez comentó a LA NACION que se pudo constatar que los empleados habían recibido órdenes de destruir documentación con información contable. Esa tarea había sido realizada a principio de enero, poco después de la detención de Balcedo (ocurrida el 4 de enero) por temor a que la Justicia ordenara un allanamiento en la sede del sindicato y pudiera descubrir cómo funcionaba la red que había creado el sindicalista para defraudar al Estado y a sus propios afiliados.

«Esta tarde el juez tomó declaración a todos los detenidos que están acusado de encubrimiento. Los cinco empleados fueron indagados y se los dejó en libertad por diez días hasta que resuelva su situación procesal. En cuanto a la secretaria administrativa continuará detenida», dijo ese informante.

Kreplak está convencido que el sindicalista lideraba una red de lavado de dinero en la que participaban su esposa, su secretario privado y socio Mauricio Yebra. Esta red, entre 2012 y 2013 habría retirado más de 80 millones de pesos de las arcas del Soeme a través del cobro de 200 cheques efectuados en el Banco Columbia. Esos fondos habían sido depositados por la Dirección General de Cultura y Educación como parte de los aportes de los trabajadores del gremio.

Balcedo fue apresado en enero junto a su mujer Paola Fiege, en su chacra «El gran Chaparral» situada en Playa Verde a pocos kilómetros de Punta del Este. Tras su detención, el caso se convirtió en una especie de Best Seller de los medios ya que salieron a la sus propiedades, autos lujosos y la excéntrica vida que había llevado este sindicalista argentino que le gustaba viajar en jet privados a Tailandia para ir pescar.

Lanacion.com

Print Friendly, PDF & Email
cript async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Comments