Inicio Economía Lagarde: “El programa económico de Argentina es integralmente concebido por el presidente...

Lagarde: “El programa económico de Argentina es integralmente concebido por el presidente Macri”

Compartir

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional se reunió el viernes por la mañana para tratar la solicitud de Argentina de un préstamo, según informó el FMI a través de un comunicado. La reunión estuvo presidida por la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, y el personal técnico expuso ante el board acerca de “la evolución económica reciente en Argentina”. Asimismo se informó que se presentará más adelante detalles del programa (económico) del gobierno argentino.

Al término de la reunión Lagarde señaló que desde que asumió el gobierno que preside Macri “Argentina ha estado dedicada a una transformación fundamental y positiva de la economía. Aunque muchas políticas han procedido con rapidez, el gobierno también ha sido consciente de la necesidad de forjar y mantener el consenso social al calibrar el ritmo del programa de reforma, incluido el ajuste fiscal” para indicar que las autoridades argentinas tenían “una comprensión clara de que ese enfoque acarreaba ciertas vulnerabilidades”.

La funcionaria luego explica que “Argentina está enfrentando una volatilidad financiera significativa, en parte debido a la constricción de las condiciones financieras internacionales y también tras la sequía que dañó la producción agrícola nacional”. Al respecto, el propio presidente Macri reconoce que el crecimiento este año será menor a lo proyectado. Cabe recordar que en principio se estimaba un crecimiento del PBI del orden del 3,2% y ya consultoras privadas y el propio FMI han recortado dicho pronóstico situándolo entre una franja del 1,5 -2,5%.

Para el FMI la sequía y las condiciones del mercado internacional fueron las que llevaron a que “las autoridades argentinas solicitaron nuestro respaldo para contribuir a contrarrestar esta volatilidad en los mercados y proteger el crecimiento, la creación de empleo y la cohesión social del país”. Continúa Lagarde informando que le transmitió al Directorio Ejecutivo “la intención de las autoridades argentinas de solicitar un acuerdo stand-by de acceso excepcional que sustentaría su programa económico”. El organismo y el Gobierno continúan sin explicar las características y el monto de los préstamo solicitado. De acuerdo a lo establecido por el organismo “la duración de un Acuerdo Stand-By es flexible, y generalmente abarca un período de 12 a 24 meses, pero no mayor de 36 meses”.

Un préstamo stand by de acceso excepcional significa que el Fondo puede (si así lo considera) prestar fondos por encima de los límites normales que corresponderían. Esta situación requiere que el Board analice con más detalle y rigurosidad la situación del país que solicita el préstamo.

En tanto, Lagarde sí precisó acerca de los lineamientos del programa económico a implementarse luego de alcanzarse un acuerdo: “Las autoridades recalcaron que los objetivos del programa incluirían el establecimiento de una trayectoria clara hacia un crecimiento fuerte, sostenido e inclusivo y la sólida creación de empleo; el restablecimiento de la confianza de los mercados a través de un programa macroeconómico claro que reduzca las necesidades de financiamiento y encauce la deuda pública por una firme trayectoria descendiente; y, fundamentalmente, la protección de los estratos sociales más vulnerables durante esta transición. Estos objetivos cuentan con nuestro pleno respaldo”, aseguró la Directora del FMI.

En tanto y para que no quede duda alguna de que el Fondo no establecerá condicionamientos explícitamente aclaró: “Se trata del programa económico de Argentina integralmente concebido por el presidente Macri y su Gobierno”.

Sin embargo, cuando uno mira en la página oficial del FMI, las características de los prestamos stand by se lee que: “Cuando un país solicita un préstamo al FMI, acuerda ajustar sus políticas económicas para superar los problemas que lo llevaron a tener que pedir financiamiento en primer lugar. Estos compromisos, incluida la condicionalidad específica, se describen en la carta de intención del país miembro (que a menudo contiene un memorando de políticas económicas y financieras)”.

Además, se indica que “se hace un seguimiento de los avances de los países prestatarios a partir de metas cuantitativas para los programas (criterios de ejecución cuantitativos y metas indicativas). Por si fuera poco se aclara también: “Las revisiones regulares que realiza el Directorio Ejecutivo del FMI cumplen un papel fundamental en la evaluación del desempeño logrado en el marco del programa y permite que este se adapte a los acontecimientos económicos”.

Respecto a cómo siguen las conversaciones el comunicado consigna que “el equipo del FMI y la delegación argentina han entablado un diálogo que continuará en la ciudad de Washington en el período venidero”. Si bien no se precisa fecha alguna la titular del organismo multilateral manifiesta que “Como ya lo he recalcado, esta es una colaboración entre Argentina y el FMI, y nuestro objetivo común es llevar el diálogo a una rápida culminación.”

Resumiendo: no se conoce las características del préstamo; ni el monto, ni los plazos, pero sí el FMI deja bien en claro que el programa económico que el Gobierno implementará será de su absoluta autoría. El “cambio” del Fondo parece que justamente radica en este punto, es decir, las condicionalidades (que siempre las habrá) de todas maneras serán acordadas de común acuerdo.

Otro de los cambios es que el organismo ahora está más “flexible” en contemplar que los programas económicos a ejecutarse tengan en cuenta “la protección de los estratos sociales más vulnerables”.

http://www.ambito.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir