Inicio Deporte La Diablita que volvió con todo y gritó campeona

La Diablita que volvió con todo y gritó campeona

Compartir

Noelia Pianovi es una de las goleadoras de Independiente. Es de Posadas y estuvo 10 años sin jugar. Volvió y ascendió.

A los 7 años, Noelia Pianovi era una de las pocas chiquitas que se animaban a jugar al fútbol en Huracán de Rocamora, en su Misiones natal. Ya más grande, a los 14, se sumó a La Picada para jugar en ligas barriales femeninas en Posadas y otras ciudades cercanas.

No era sencillo ser mujer y futbolista en aquellos tiempos de principios de los 90. “Me acuerdo que mi familia no quería que juegue. Antes el fútbol era considerado un deporte para hombres. Hasta llegué a jugar a escondidas de mis padres. Por suerte, eso cambió y la mujer futbolista hoy es aceptada. Hay muchísimas chicas jugando, muchos equipos participando y la difusión en los medios también creció bastante”, le dice Pianovi a Clarín.

La volante ofensiva acaba de lograr el ascenso con Independiente, que pasó una temporada en Primera B en el torneo de fútbol femenino de la AFA. “Me sumé al plantel esta temporada y me conmovía cuando las chicas que estaban en club me hablaban del descenso y de la manera que lo sufrieron. La escuchaba a Yanina Valenzuela, la capitana del equipo, con lágrimas en los ojos. Por eso disfruté muchísimo este ascenso. No había sufrido la pérdida de categoría en carne propia, pero sentía como propio el sentimiento de las chicas y estaba mal por el momento durísimo que habían pasado”, afirma.

Noelia Pianovi en acción, la futbolista de Independiente se destaca por su juego y sus goles. (Foto: Twitter)

Noelia Pianovi en acción, la futbolista de Independiente se destaca por su juego y por sus goles. (Foto: Twitter)

En el medio de aquellos duros comienzos en Misiones y este presente feliz en Independiente, la delantera de 31 años se tomó una década sabática con la pelota. “En 2008 decidí radicarme en Buenos Aires por cuestiones laborales. Después formé una familia, tengo tres hijos, y por esas cuestiones laborales y familiares dejé de jugar”, cuenta la segunda goleadora de las Diablas Rojas.

Sin embargo, su pasión futbolística no desapareció. Y una casualidad, o quizás causalidad, la volvió a insertar cuando menos lo esperaba. Relata Noelia: “El año pasado me invitaron a jugar un partido con chicas en La Plata. Esa tarde estaba observando Diego Rios, que recién se había convertido en el nuevo técnico de Independiente, y me ofreció probarme. Fue una gran emoción cuando me dijeron que quedaba, nunca había imaginado que iba a jugar en un club grande. Toqué el cielo con las manos, cumplí uno de mis grandes sueños de cuando era chiquita”.

Madre y futbolista. Noelia Pianovi regresó después de 10 años.

Madre y futbolista. Noelia Pianovi regresó al fútbol después de 10 años sin jugar.

“Me costó mucho ponerme en ritmo, porque yo había dejado totalmente la actividad durante esos diez años. Había aumentado de peso, tuve familia tres veces, encima empecé a entrenarme de vuelta y me pasó de todo: me lastimé los tendones, me desgarré, tuve un esguince de tobillo…”, rememora.

“Pero, por suerte, me recuperé y junto al equipo tuvimos un campeonato buenísimo. Faltando cuatro fechas logramos el ascenso. No tengo palabras para describir la felicidad y la emoción que viví en estos días”, dice. Y agrega: “El apoyo de mi familia es importantísimo. Mi marido Adrián y mi hija mayor Martina, de 6 años, me acompañan siempre. Los dos más chiquitos, Nazareno (3) y Gonzalo (1) no vienen por ahora. Si no tenés el apoyo de la familia se hace muy complicado. Por suerte, hoy se acercan muchos parientes a seguir a sus hijas o a sus esposas”.

Cuatro veces por semana se entrena Noelia con el plantel de las Diablas Rojas, alternando el fútbol con sus tareas hogareñas. La volante, de 1,63 metro y 57 kilos, asegura: “Sólo tengo palabras de agradecimiento para mis compañeras que me aceptaron y me integraron bárbaro. También al técnico, a los profes Roirigo y Diego, a las utileras Anita y Mariel. Todos ellos están siempre sin importar la lluvia o el descanso. Y a todo Independiente por el enorme apoyo que nos dieron. Sigo sin poder creer lo que estoy viviendo”.

https://www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email