Inicio Policial Detienen a otro sospechoso del ataque a la comisaría: “Tengo ganas de...

Detienen a otro sospechoso del ataque a la comisaría: “Tengo ganas de fiambrear sobre la marcha”

Compartir

Es un joven de 19 años. Lo arrestaron en La Tablada. Ya son siete los detenidos.

Hay un nuevo detenido por el ataque a los tiros en la comisaría 1ra. de San Justo, en la que intentaban liberar a un preso e hirieron a una policía. Tiene 19 años y lo apodan “Tomy”. La policía lo interceptó en las últimas horas cuando circulaba con su auto por la localidad bonaerense de La Tablada. En uno de los audios incorporados a la causa el sospechoso decía, antes de la madrugada del hecho, que tenía “ganas de fiambrear (matar) sobre la marcha”.

Se trata de otro de los integrantes de la banda que el 30 de abril pasado intentó rescatar a un preso por homicidio y que, antes de escapar sin lograr su objetivo, hirió de gravedad a la sargento Rocío Villarreal. Con él, ya son siete los detenidos por el caso, además de la abogada Leticia Tortosa, acusada de haber sido quien le entregó el celular a su cliente, Leandro Aranda, para que se pudiera comunicar con el resto del grupo y planificar el golpe.

Los audios que intercambiaron los sospechosos y que surgió del análisis de los teléfonos secuestrados por los investigadores son una pieza clave para el avance de la causa. En uno de ellos, anterior al ataque, “Tomy” daba a entender que estaba decidido a matar a algún policía al decir que tenía “ganas de fiambrear (matar) sobre la marcha”.

Unas horas después, y también de acuerdo a la reconstrucción que se pudo hacer con los mensajes, el nuevo detenido le dijo a Zahira Ludmila Bustamante, detenida y señalada como la instigadora del copamiento para liberar a su pareja, que iba a tirar “el celular y el chip y que se iban a comunicar a través del Messenger” del Facebook, por lo que le anticipó que le iba a mandar una captura de su “nuevo nombre”.

Los investigadores dieron con el joven de 19 años tras un seguimiento en las redes sociales y después de su detención descubrieron que tenía además una captura vigente por el crimen de un hombre al que había intentado robarle. Ese hecho ocurrió en 2014 y el acusado, que tenía entonces 15 años, fue derivado a un instituto de Menores del que se escapó a los pocos días.

http://www.diarioveloz.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir