Inicio Política Las claves del escrito de Daniel Scioli ante la Justicia: helicópteros, alquileres...

Las claves del escrito de Daniel Scioli ante la Justicia: helicópteros, alquileres y millones

Compartir

El exgobernador rechazó haber beneficiado a Ricardo Miller en la adjudicación del contrato para la construcción de los UPA. Dijo que nunca utilizó sus helicópteros y le restó importancia al contrato de alquiler.

En su primera indagatoria por un presunto hecho de corrupción, el exgobernador Daniel Sciolino respondió preguntas y presentó un escrito ante el fiscal Álvaro Garganta, quien investiga presuntos beneficios otorgados al empresario Ricardo Miller, titular de Miller Building, quien recibió contratos millonarios de la Provincia para la construcción de centros sanitarios de Unidades de Pronta Atención (UPA) y, a su vez le alquiló al exfuncionario un inmueble en Villa La Nata.

En el escrito de 54 páginas, Scioli buscó rebatir una por una las acusaciones del fiscal: negó tener una relación “especial” con Miller y dijo que el contrato de alquiler con Miller “estaba por debajo de los valores de mercado”. A su vez rechazó haber utilizado en varias oportunidades un helicóptero, propiedad de la firma investigada.

Adjudicación irregular de contrataciones

“No es cierto”, respondió Scioli. “Ninguna contratación fue irregular y contaron con la expresa conformidad y ratificación de todos los organismos de la Constitución -Fiscalía de Estado, Asesoría General de Gobierno, Contaduría General de la Provincia-“, expresó.

Intención de beneficiar a Miller

“La presunta e inexistente irregularidad no fue tal”, aseguró el exgobernador, quien explicó el motivo por el cual no hubo dictamen del Consejo de Obra Pública al momento de contratar a Miller. “Muchas de las provisiones lo fueron al amparo de normas de emergencia que expresamente excepcionaban la intervención del Consejo de Obra Pública y todas las obras fueron anunciadas por los medios electrónicos vigentes, asegurando la publicidad de cada contratación”, expresó.

Entre otras cuestiones, Scioli dijo que desconocía si Miller ganó todas las licitaciones a las que se presentó y si realizó obras en la Provincia antes de su llegada al poder. Consultado sobre los motivos por los cuales la empresa investigada no realizó ninguna obras en el territorio bonaerense tras el fin de su gestión, el exgobernador aseguró: “No puedo responder por la estrategia o capacidad de la firma”.

Especial relación entre Scioli y Miller

“No es cierto”, reiteró el exgobernador. “Es absurdo e infundado calificar de “especial” el conocimiento que tenía con el mencionado empresario, vinculación que era similar a la que tenía con decenas de otros empresarios y proveedores de la provincia”, sostuvo, y en este sentido explicó que Miller Building tuvo menos del 1 % de las contrataciones.

Contrato de alquiler

Como lo hizo en respuestas anterior, Scioli volvió a negar que tras convertirse en proveedor del gobierno provincial, Miller se haya transformado en inquilino con un contrato millonario. De acuerdo a la investigación de Garganta, el empresario le alquiló un inmueble a Capanone S.A. (de la que Scioli posee el 99% de las acciones) para un proyecto inmobiliario. El primer contrato lo celebró mediante una socia, Laura Mónica Vallini, y el segundo, en octubre de 2014, a través de una nueva sociedad, Multiespacios La Posada. Se pagaron $4.964.960 en 60 cuotas.

Scioli se defendió ante el fiscal Álvaro Garganta.
Scioli se defendió ante el fiscal Álvaro Garganta.

Sobre esto, Scioli dijo: “La primera licitación data del 2011 y el contrato de locación entre Capanone S.A. -representado por Oscar Vacca y cuya administración yo no integraba- con la Sra. Vallini se firmó en 2013, dos años después, lo que desmiente cualquier vinculación entre ambas circunstancias. Nunca se firmó contrato de locación con Miller Building International. Ninguno de los locatarios, ni la Sra. Vallini ni Multiespacios La Posada, fueron proveedoras del estado provincial”.

Sobre esta cuestión, respondió no tener conocimiento sobre si Multiespacios La Posada explotó el complejo y se defendió al afirmar que los montos de alquiler, tanto del primero como del segundo contrato son de mercado, e incluso “por debajo del mismo”. Y agregó: “De ninguna manera puede admitirse la calificación de millonario“.

Mejoras en el predio

En la causa consta que Miller, pese a ser solo un inquilino, realizó diferentes obras que revalorizaron la propiedad. “Las mejoras figuran pagas en la contabilidad de Miller Building International y la imputación carece totalmente de relevancia, pues Capanone S.A. -por contrato- no tenía por que pagar las reformas que estaba efectuando el inquilino”, contestó Scioli sobre esto.

Sin embargo, la empresa construyó las instalaciones del microestadio de La Ñata Sporting Club, donde juega el equipo de futsal del exgobernador. En este sentido, Scioli contestó: “Miller fue uno de los tantos empresarios que, a través de su empresa, se involucró de alguna forma en la construcción del importante proyecto social que importó e importa La Ñata Sporting Club”.

El helicóptero

Scioli habría utilizado durante su gestión los helicópteros Robinson R-44-II y Robinson R-44 Raven-II propiedad de Ricardo Miller, según registros de la ANAC. Aquí el exfuncionario fue tajante: “Nunca usé el mismo durante mi gestión como Gobernador de la Provincia de Buenos Aires”.

A lo largo del escrito, Scioli negó haber influido al entonces ministro de Salud Bonaerense, Alejandro Collia, para otorgarle los contratos de UPA a Miller. “No es cierto y además es falso. Nunca influí a ningún funcionario y menos aún para que adjudicara indebidamente obras públicas que, reitero, fueron aprobadas por todos los organismos de la Constitución”, detalló.

https://tn.com.ar/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir