Inicio Economía Un grupo de bancos y un fondo de inversión chileno toman el...

Un grupo de bancos y un fondo de inversión chileno toman el control de IMPSA

Compartir

Se trata de los bancos Nación, BICE, BID y de la gestora de fondos Moneda. Estarán a cargo de la mayoría del capital de la compañía mendocina, mientras que Pescarmona y su familia pasaron a controlar solo el 35% de las acciones. Los nuevos accionistas buscarán reflotar las actividades de IMPSA

Tras la salida de Enrique Pescarmona de la presidencia de IMPSA, despupés de 50 años en su cargo, un pool de bancos y un fondo de origen chileno se hicieron cargo del control del grupo metalúrgico mendocino.

El desembarco de las instituciones financieras se da como parte del proceso de reestructuración de la empresa creada en 1907 por el abuelo de Pescarmona que se inició con el objetivo de recuperar comercial y financieramente al holding tras haber cerrado con éxito la renegociación de su deuda.

La semana pasada se llevó a cabo una asamblea de accionistas en su sede de la ciudad mendocina de Godoy Cruz en la cual se perfeccionó la transferencia del 65% de las acciones a un fideicomiso que será controlado por los principales acreedores de IMPSA entre los que se encuentran el Banco Nación Argentina, BICE, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y un grupo de bondholders, entre los que se encuentra la gestora de fondos chilena Moneda que, junto a Greylock, lideró las tratativas para el cierre de la reestructuración del pasivo de IMPSA.

Incluso, ejecutivos de Moneda presidieron el comité de bonistas, conformado por seis entidades que sumaban cerca del 40% de la deuda que tenía IMPSA. En el proceso, el asesor financiero de Moneda fue MBA Lazard. En tanto, el 35% restante estará a cargo de la familia Pescarmona.

En el caso de los bancos acreedores pasan a ser dueños de instrumentos de deuda de la empresa y de cuotapartes de un fideicomiso creado en el proceso de reestructuración de ese pasivo que son equivalentes a tener acciones de la compañía.

El valor de esas cuotapartes dependen del precio que esté dispuesto a pagar un potencial comprador de la empresa en el futuro ya que ese es uno de los mayores objetivos que tendrá que lograr el fideicomiso de IMPSA como parte del acuerdo de acreedores, aunque por ahora no haya intenciones de vender sino de potenciar el valor del grupo sumando nuevos negocios.

En la asamblea en la que se determinó la nueva composición accionaria, también se aprobaron la designación de nuevos directores y síndicos, el cambio de su estatuto y también el del nombre de la firma que dejará de llamarse Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A para mantener solamente sus siglas de IMPSA.

En reemplazo de Pescarmona se designó a Juan Carlos Fernández como CEO del grupo, quien fue presentado formalmente ante los accionistas como la persona que liderará la nueva etapa. Se trata un ejecutivo que ya ocupó cargos en IMPSA hasta el 2014, cuando se retiró de la compañía, tras haber ingesado en 1979.

Antes de abandonar sus actividades, fue presidente de IMPSA Asia, IMPSA Port Systems e IMPSA Malasia, entre 1990 y 2007. Desde ese año y hasta el 2014, actuó también como responsable de IMPSA Energy Luego pasó a ocupar el cargo de CEO del grupo hasta el 2016, cuando se retiró. Ahora regresa como una especie de Presidente temporal con un cargo formal de “Acting CEO” para liderar la etapa de reordenamiento societario y financiero del holding mendocino.

El directorio también estará integrado por tres miembros, en representación de la nueva conformación de accionistas que son Fabián D´Aiello, Diego Grau y Francisco Rubén Valenti. Tanto estos tres casos como el de Fernández forman parte de las decisiones tomadas por los acreedores de IMPSA en el marco del Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) aprobado por la Justicia mediante el cual se instrumentó la reestructuración de su deuda.

Te puede interesarLuego de más de 50 años como accionista y CEO de IMPSA, Enrique Pescarmona deja de liderar su holding
El objetivo del proceso es consolidar el posicionamiento en Argentina y los mercados internacionales de IMPSA, tras haber logrado una reducción de su pasivo de u$s1108 millones a u$s430 millones en el marco del APE. La empresa también firmó varios préstamos nuevos con Inter-American Investment Corporation e Inter-American Development Bank, que fueron aprobados por la asamblea de accionistas de la semana pasada, al igual que la puesta a disposición de los acreedores de los instrumentos de la nueva deuda de la empresa; el nombramiento de la nueva Comisión Fiscalizadora; y la firma del acuerdo de Gobierno Corporativo, todo según lo dispuesto en el APE.

http://www.iprofesional.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir