Inicio Salud y Belleza Argentina y vacunas: paradojas entre el calendario más completo del mundo y...

Argentina y vacunas: paradojas entre el calendario más completo del mundo y la falta de adherencia

Compartir

Infobae habló con la presidente de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología, Carla Vizzotti, para analizar el fenómeno “antivacunas” y la importancia de la inmunización en cada etapa de la vida. “El agua potable y las vacunas son las dos estrategias sanitarias que más vidas salvaron en la historia de la humanidad”, afirmó. Sus ideas más destacadas.

Bajo el lema “¡Refuerza tus defensas! #Vacúnate #LasVacunasFuncionan”, desde el 21 de abril y hasta sábado 28 se celebró la 16ª campaña de la Semana de Vacunación en las Américas (SVA) establecida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y “adoptada” por el mundo entero en 2012.

Este año, con el foco puesto en el fútbol, en el contexto de la Copa Mundial que se disputará entre junio y julio en Rusia, la campaña buscó animar a la población a vacunarse para fortalecer sus defensas y protegerse así de enfermedades peligrosas.

El objetivo fue, durante siete días, trabajar en la difusión de la importancia de la vacunación, no sólo para la salud individual, sino también para la colectiva. Con el plus que proporciona hacerlo al mismo tiempo en todas las regiones del planeta.

 El objetivo de la campaña fue trabajar en la difusión de la importancia de la vacunación, no sólo para la salud individual, sino también para la colectiva

“El mundial de Rusia será un evento que reunirá a mucha gente, en un periodo de tiempo corto, en un mismo lugar. Además, van a concurrir personas de lugares donde circulan enfermedades que en otros países ya se erradicaron”. La médica infectóloga Carla Vizzotti (MN 96967) preside la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología y fue quien planteó a Infobae el cuadro de situación que se presentará en los próximos meses, y del que poco se habla.

La Semana de Vacunación en las Américas fue establecida por la Organización Panamericana de la Salud (istock)

La Semana de Vacunación en las Américas fue establecida por la Organización Panamericana de la Salud (istock)

Europa nunca logró interrumpir la circulación de sarampión, con el agravante de que ahora están apareciendo más brotes -puntualizó Vizzotti-. Es oportuno aprovechar la Copa del Mundo para recordar que puede haber contacto y transmisión del virus y que los adultos también tienen que vacunarse”. “Si uno no sabe qué vacunas recibió, debe acercarse al vacunatorio para ver cuáles le tocan, según edad y demás circunstancias personales”, insistió.

En la Argentina se da una situación paradójica. El país cuenta con uno de los Calendarios de Vacunación más completos del mundo y, si bien las vacunas incluídas son gratuitas y obligatorias para la población, lograr tasas altas de cobertura de vacunación sigue siendo un desafío difícil de lograr.

Consultada sobre este punto, Vizzotti, consideró: “Lo primero que se piensa es en los movimientos antivacunas, pero lo cierto es que en el país no son tan fuertes. En el país la gente no se vacuna porque no accede, no porque no quiere“.

 Muchos adultos no saben que deben tener el calendario de vacunación completo y que hay vacunas para todas las etapas de la vida

Y agregó que “en el caso de los adultos es un tema de información, muchos no saben que deben tener el calendario de vacunación completo y que hay vacunas para todas las etapas de la vida”.

Vizzotti puntualizó que los adultos deben contar entre sus vacunas “la doble adultos, cada 10 años, dos dosis de triple viral después del año y tres dosis de sarampión”. En esta última hizo una salvedad: “La vacuna del sarampión sólo aplica para las personas nacidas después de 1965, ya que antes de ese año no había vacuna contra esa enfermedad, por lo que el virus circulaba libremente y se estima que esa población tuvo la enfermedad o generó inmunidad”.

Muchos adultos desconocen que hay vacunas para todas las etapas de la vida (Getty Images)

Muchos adultos desconocen que hay vacunas para todas las etapas de la vida (Getty Images)

“Dosis que no se ve en carnet de vacunación, se da nuevamente”, sentenció la especialista, quien instó a las personas adultas a “acercarse a los vacunatorios a completar su esquema”. “En el caso de quienes tengan acceso a realizarse análisis de anticuerpos, podrían verificar a través de una extracción de sangre si poseen anticuerpos para hepatitis B, paperas, sarampión y rubéola y en caso de poseerlos podrían prescindir de la vacuna”, aclaró.

Y tras asegurar que “son muchas las vacunas que previenen enfermedades que pueden ser realmente graves”, la experta consideró que “están subutilizadas”.

 En la Argentina, la falta de adherencia a la vacunación está más relacionada con dificultades en el acceso que con los movimientos antivacunas

En este contexto, ella relacionó la falta de adherencia a la vacunación “con dificultades en el acceso por vulnerabilidades socioeconómicas, falta de recurso humano en los vacunatorios y horarios de vacunación que a veces son muy restringidos” y destacó que “los índices de vacunación están en baja no sólo en la Argentina”.

Los antivacunas, un movimiento que avanza y genera confusiones

La Argentina posee uno de los calendarios de vacunación más completos del mundo

La Argentina posee uno de los calendarios de vacunación más completos del mundo

Vizzotti sostuvo que “los antivacunas crecen, pero en la Argentina no son tan masivos como en Europa”.

“Se trata de personas que pertenecen a una clase social media alta, que tiene acceso a una información que es errónea; en general son grupos de gente joven que no vivió la época de las enfermedades que lograron controlarse, las subestiman y tienen la tendencia de no adherir a la prevención farmacológica”, los describió la médica, quien sin embargo, insistió que “en el interior del país, las provincias trabajan mucho para vacunar casa por casa, en las escuelas y la adherencia a las vacunas es muy alta”.

Consultada sobre qué le diría si tuviera la oportunidad de “convencer” a un anti vacunas para que cambie su parecer, Vizzotti destacó que “lo primero que haría es dejar de lado las agresiones y remarcar que se trata de gente que ama a sus hijos y no quiere que les pase nada”.

 Entre los antivacunas podemos identificar dos grupos: los que son muy poco permeables a la discusión, y a quienes no vamos a lograr que cambien de parecer y los padres que escuchan eso y se preocupan

Aclarado ese punto, la médica sugirió que les preguntaría sus “por qué” e intentaría rebatirlos con “información basada en la evidencia científica”.

“Entre los antivacunas podemos identificar dos grupos -afirmó-. Los que son muy poco permeables a la discusión, y a quienes no vamos a lograr que cambien de parecer y los padres que escuchan sus argumentos y se preocupan”. “A éstos últimos tenemos que explicarles que las vacunas tienen un proceso de estudio para su registro muy exhaustivo debido a que se aplican a población sana y que si bien todos los fármacos tienen posibilidad de desarrollar un evento adverso, siempre el beneficio es más alto que el riesgo”, recalcó.

“Está demostrado que cuando se deja de vacunar vuelven las enfermedades” (Getty)

“Está demostrado que cuando se deja de vacunar vuelven las enfermedades” (Getty)

Y tras subrayar que “la Argentina tiene un sistema de vigilancia de eventos adversos y toda la información que hay avala esa seguridad”, agregó: “Así como no pienso que un padre que no vacune a su hijo quiera el mal para el menor, también es falso creer que los laboratorios sólo quieren vender y a las autoridades sanitarias no le interese el bien de su población”.

“El agua potable y las vacunas son las dos estrategias sanitarias que más vidas salvaron en la historia de la humanidad -aseveró Vizzotti casi a modo de conclusión-. Está demostrado que cuando se deja de vacunar vuelven las enfermedades“.

En la región, un ejemplo lo representa Venezuela, donde el sarampión y la difteria habían sido eliminados y, dada la crisis que atraviesa el país y el desabastecimiento en materia de medicamentos que sufre, presenta nuevos brotes, que llevan meses.

 Europa nunca logró interrumpir la circulación del sarampión

El caso europeo es diferente. Allí nunca lograron interrumpir la circulación del sarampión, y el hecho de que la vacunación no sea obligatoria, sumado a versiones que circularon acerca de la relación de la vacuna contra el sarampión y el autismo llevaron a que la enfermedad crezca en los últimos años de manera exponencial.

“Los beneficios de la vacunación no son visibles por lo que es importante poder evidenciarlos. No vemos la enfermedad porque las vacunas realmente funcionan y la enfermedad disminuye significativamente. Hay que volver visible lo invisible, y destacar sus beneficios”. Así cerró una jornada con periodistas de Latinoamérica, organizada en el marco de la SVA por la división de vacunas de Sanofi, Guadalupe Nogués, doctora en Biología molecular y docente.

Infobae.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir