Inicio Tapa Recordamos quién es Marcelo Balcedo

Recordamos quién es Marcelo Balcedo

Compartir

El sindicalista preso era el titular del Soeme. Está acusado de presunto desvío de fondos y avado de dinero. En diversos allanamientos y operativos la Justicia le encontró dólares, armas y autos de alta gama.

Balcedo formaba parte de las 62 Organizaciones, del sector afín al gobierno. También era empresario de medios, Ingeniero con un máster en Comunicaciones en Washington, y acérrimo militante anti K.

En 2012 sucedió a su padre, Antonio Balcedo, en el cargo de secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme).La designación generó controversia, ya que no se trata de un puesto hereditario. Pero esta “desprolijidad administrativa” es sólo una mancha en la larga lista de imputaciones que tiene.

Una de sus primeras acciones al frente del gremio fue una campaña de afiliación masiva e irregular de 8 empleados administrativos del ministerio de Educación bonaerense. El ex sindicalista Zenón Zappitelli denunció que cuando se negó a hacerlo fue sacado a golpes.

Previamente, en 2007, había estado prófugo de la Justicia, cuando el juez de Garantías, Guillermo Atencio, había ordenado apresarlo por presuntas extorsiones a legisladores, con el fin de obtener favores políticos. Regresó al país cuando la orden se anuló en circunstancias polémicas.

También fue denunciado por extorsión por los empresarios platenses Ricardo Carozzi y Ricardo Salomé. Fue procesado, porque en esa oportunidad presentaron pruebas en su contra, incluidos videos, sin embargo un fiscal dictó la nulidad y, nuevamente, se libró de la Justicia.

Después, la AFIP lo había denunciado por presunto vaciamiento del gremio entre 2012 y 2013. En el informe del ente recaudador se indica que se detectaron “operaciones de extracciones de dinero en efectivo sin verificación por $53.532.221”.

El sindicalista fue detenido en Punta del Este. En El Gran Chaparral, la casa del sindicalista en sindicalista en Playa Verde, la policía encontró 14 lujosos autos (sólo uno estaba registrado a nombre de su esposa, los demás a nombre de terceros), una ametralladora, un fusil y un revólver 38, US$ 417 mil, €6.000 y pesos uruguayos.

Su abogado defensor, Juan Fagúndez, afirmó que el dinero incautado provino de años de ahorro. Sobre los autos, dijo que no eran todos de su propiedad, aunque no logró justificar por qué se encontraban en su casa.

Desde los medios de comunicación de su propiedad siempre denunció ataques en su contra y contra la libertad de expresión. Mientras tanto, la Justicia continúa investigando las extorsiones y si cometió delitos en Uruguay, sin embargo, esta vez no logró esquivar la prisión. ¿Será que esta vez se quedó sin padrinos?

Print Friendly, PDF & Email
Compartir