Inicio Policial Murió el papá de Daniel Solano en medio del juicio a policías...

Murió el papá de Daniel Solano en medio del juicio a policías por el asesinato de su hijo

Compartir

Gualberto falleció en Salta tras una operación. Durante siete años buscó el cuerpo de su hijo y el castigo a los culpables del crimen. “Lo mató la Justicia y la inoperancia política”, aseguró su abogado.

La posibilidad de que se haga justicia en un caso de violencia policial – institucional en Argentina está íntimamente vinculada al incansable espíritu de lucha de los familiares de la víctima. Ese empuje fue el que caracterizó a Gualberto Solano, quien desde el 2011 buscaba el esclarecimiento del asesinato y la desaparición de su hijo Daniel, hasta este lunes que falleció.

“Murió en pleno juicio, pero nunca se cansó de pedir justicia. Lo mató la Justicia y la inoperancia política”, aseguró esta mañana el abogado de la familia Solano, Sergio Alejandro Heredia, al confirmar el deceso de Gualberto, quien fue operado de urgencia por una hernia en la clínica San Bernardo de Salta capital y falleció después de la intervención.

Su muerte llegó en medio de la realización del juicio oral y público contra siete policías rionegrinos por la privación ilegítima de la libertad y homicidio calificado de su hijo Daniel. El proceso se lleva a cabo en la ciudad de General Roca porque el crimen se perpetró en la localidad de Choele Choel, donde el joven salteño trabajaba en 2011 cuando lo mataron. La última audiencia se realizó el 23 de marzo y hasta el momento se habían presentado a declarar 23 de los 41 testigos que estaban citados.

El 20 de febrero pasado cuando comenzó el juicio, Gualberto se vio cara a cara por primera vez con los acusados. “Luché seis años y medio, quiero encontrar el cuerpo de mi hijo y llevarlo”, había manifestado a la prensa en esa jornada. Por esos días, se realizaban sin éxito excavaciones para dar con el cadáver en el campo “La Manuela” en Choele Choel.

El juicio contra siete policías por el crimen de Daniel es uno de los más grandes en la historia judicial de General Roca. (Foto: La Izquierda Diario)

El juicio contra siete policías por el crimen de Daniel es uno de los más grandes en la historia judicial de General Roca. (Foto: La Izquierda Diario)

El joven Daniel Solano, oriundo de una comunidad guaraní de Tartagal, fue contratado en 2011 por la ex empresa Agro Cosecha, que provee de trabajadores temporarios a otras empresas para la poda, el raleo, y la cosecha de las manzanas. Una vez en el Alto Valle rionegrino trabajó para la empresa multinacional Expofrut, de origen belga.

Tras reclamar ante el capataz, el joven se organizó con cientos de compañeros para realizar una protesta colectiva en reclamo de las condiciones de explotación en las que trabajaban y vivían. Un informe de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) sostiene que uno de los motivos de su desaparición fue que se negó a delatar a sus propios compañeros.

La última vez que lo vieron fue en la madrugada del 5 de noviembre de 2011, cuando la miembros de la fuerza de seguridad rionegrina lo sacaron del boliche Macuba en Choele Choel. Desde entonces continúa desaparecido.

Los policías imputados son Sandro Berthe, Pablo Bender y Juan Barrera como presuntos coautores del delito de desaparición forzada de personas. Diego Cuello, Pablo Albarran Cárcamo y Pablo Quidel como partícipes primarios del delito de desaparición forzada de personas y Héctor Martínez como partícipe secundario en el delito de desaparición forzada de personas. En los siete casos se los incrimina también por vejaciones, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

 

http://www.infonews.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir