Inicio Política Macri en la previa del 1-M: aborto y mensaje secreto

Macri en la previa del 1-M: aborto y mensaje secreto

Compartir

• HABLARÁ EL JUEVES ANTE EL CONGRESO SOBRE INFLACIÓN Y REFORMAS PENDIENTES
Insistió el Presidente con la libertad de voto en Cambiemos para discutir la ley que habilita la interrupción de embarazos. Agenda reservada para el mensaje presidencial.
Mauricio Macri cumplió anoche en la residencia de Olivos con el rito que estableció desde el comienzo de su mandato de recibir a todos los diputados y senadores de Cambiemos en la previa al inicio de sesiones ordinarias cuando pronuncia su mensaje sobre el Estado de la Nación ante la Asamblea Legislativa. Cerca de 85 legisladores lo escucharon pedir unidad en Cambiemos, aun en los momentos más difíciles, sin anticipar en público si habrá algún nuevo tema que pedirá la Casa Rosada para la agenda parlamentaria de este año. “Va a haber momentos difíciles y complicados, pero tenemos que mostrar templanza. Tenemos que consolidar Cambiemos”, arengó el Presidente.

“Le pido que defiendan las propuestas de reformas”, siguió sin adelantar fecha para la nueva etapa de los cambios previsionales, algo que realizó esta semana Jorge Triaca. Luego hizo referencia al debate sobre el aborto: “Que sea un debate a fondo. Me gustaría ver a dos legisladores de Cambiemos discutiendo dos posiciones distintas por televisión. Que se respeten ambas miradas, que la gente pueda ver que en Cambiemos hay dos posiciones, respetando al otro”, dijo. “Que se debata en libertad y a conciencia”, dijo varias veces.

Macri insistió, de todas formas, en que su posición personal es “a favor de la vida”, giro que utilizan todos los que no están a favor de consagrar por ley el derecho a decidir la interrupción de un embarazo. “Nadie tiene que enojarse”, siguió Macri, quizás en alusión a cierta bronca radical por haberse enterado del tema aborto a través de los medios.

La reunión fue en el quincho de Olivos. Allí esperaron a Macri todos los diputados y senadores unos 15 minutos y luego comieron un discreto servicio de sándwiches de lomo y los clásicos choripanes gourmet con rúcula.

Tras el mensaje de Macri hablaron los radicales Mario Negri y Luis Naidenoff como presidentes de los interbloques de Cambiemos de Diputados y el Senado.

Hubo arengas de ambos a la tropa y luego Negri actuó de vocero: “La peor frustración de la argentina sería que Canbiemos no se consolide”, arrancó el cordobés mientras un grupo de asesores de presidencia discutía en un rincón con diputados y senadores sobre la agenda de la Bicameral de Trámite Legislativo encargada de revisar los DNU presidenciales.

Confianza

“El balance de nuestra primera etapa es positivo. Ahora viene una etapa más difícil. El Parlamento conjuga dos cosas, las leyes pendientes, mucho trabajo por hacer, pero además se transforma en el escenario de un debate que se preanuncia más profundo, abierto, sin prejuicios. Eso aumenta la calidad de nuestra democracia”, dijo Negri a la salida del encuentro que, en total, no duró más de 45 minutos.

Para el radical, el desafío es claro: “Esencialmente, nos quedan dos años para demostrar que Cambiemos no fue una circunstancia electoral para que se vayan los que estaban destruyendo el país. Sino que tiene una idea a largo plazo, que es la defensa de la ley, de la República, de un cambio que mejore la vida de los argentinos día a día”.

“La gente nos ratificó con su voto en la última elección, pero hay que tener cuidado y seguir construyendo confianza día a día. Minimicemos las diferencias y optimicemos las coincidencias”, insistió.

http://www.ambito.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir