Inicio Policial Confirman que Camila Borda, la nena asesinada en Junín, fue violada antes...

Confirman que Camila Borda, la nena asesinada en Junín, fue violada antes de ser degollada

Compartir

El fiscal Sergio Terrón también aseguró: “Yo no tengo ninguna duda de que el detenido es el autor, la prueba es contundente”, dijo. La nena de 11 años fue estrangulada.

Sergio Terrón, el fiscal que investiga el crimen de Camila Borda, la niña de 11 años que fue encontrada asesinada dentro de una bañera en una casa en la ciudad bonaerense de Junín, aseguró hoy que la víctima fue abusada sexualmente antes de ser estrangulada y que no tiene dudas de que el hombre detenido “es el autor” del homicidio y que sabía “la monstruosidad” que estaba cometiendo.

“Yo no tengo ninguna duda de que el detenido es el autor, la prueba es contundente”, dijo esta mañana el fiscal de Junín, Sergio Terrón, en declaraciones a Radio La Red, y aseguró que la niña alcanzó a defenderse de su agresor y le provocó lesiones en su cuerpo.

El detenido por el crimen fue identificado como José Carlos Varela, quien será indagado en las próximas horas. El fiscal explicó que si bien el detenido será sometido a los peritajes piscológicos y psiquiátricos de rigor, está convencido que “comprendía perfectamente lo que había hecho, la monstruosidad de lo que estaba llevando a cabo”.

“Lo que tenemos es que la niña fue interceptada por él y llevada hasta esa vivienda. De hecho, la bicicleta de la niña fue encontrada en una de las habitaciones de esa casa. Una vez en la vivienda, el hombre abusó de ella y posteriormente le quitó la vida”, dijo Terrón.

El hecho ocurrió ayer al mediodía, cuando Camila salió de su casa a bordo en una bicicleta para comprar en un negocio cercano.

Dado que la niña no regresó, su madre fue a la comisaría 1ra. de Junín a las 15.45 para realizar la denuncia por averiguación de paradero, por lo que inmediatamente la policía montó un operativo en la zona para ubicarla y se entrevistó con el cuidador de una quinta situada en Arias 1559, en el barrio Ricardo Rojas, de esta ciudad ubicada a 285 kilómetros al oeste de la Ciudad de Buenos Aires.

“Los policías que llegaron a la casa notaron en un principio que el hombre tenía una actitud evasiva, que no respondía a los llamados. Luego se asomó y se mostró esquivo. Cuando los efectivos llegaron a la zona del baño, él no quiso que lo revisen. Dijo que había un caño roto y que estaba todo inundado. Los policías lo hicieron a un costado e ingresaron y allí encontraron a la niña fallecida adentro de la bañera”, relató el fiscal.

Terrón explicó que el detenido tenía lesiones en su cuerpo y sangre en las manos y que la niña asesinada intentó defenderse de su agresor.

Además, agregó que Varela es un vecino conocido en el barrio y que es probable que los familiares de la niña lo conocieran, pero “nadie se imaginaba el monstruo que se escondía detrás de este hombre”.

El detenido está acusado del delito de “homicidio agravado por alevosía, ensañamiento y criminis causa”, el cual contempla una pena en un futuro juicio oral de prisión perpetua.

Los vecinos reaccionaron con furia ante el crimen de Camila y quisieron atacar al detenido cuando era custodiado por la policía y poco antes de que se lo lleven detenido.

Según las fuentes, la gente, enardecida, comenzó a arrojar todo tipo de proyectiles hacia los policías y hasta quemaron móviles policiales. A lo que, los agentes respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos.

La zona debió ser acordonada por la policía. “El imputado está detenido, lo han trasladado. Pero en la quinta hay muchos incidentes: hay oficiales heridos, móviles incendiados”, esgrimieron las fuentes.

Durante una conferencia de prensa de la Policía se admitió que fueron dos los móviles incendiados y tres los efectivos heridos.

http://www.diarioveloz.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir