Inicio Cultura y Espectáculos Falleció la escritora Liliana Bodoc, la “Tolkien argentina”

Falleció la escritora Liliana Bodoc, la “Tolkien argentina”

Compartir

La escritora Liliana Bodoc, quien falleció este martes a los 59 años como consecuencia de un paro cardíaco, fue despedida con gran tristeza por figuras de la cultura y recordada por su calidad humana, además de una obra que marcó un antes y un después en Argentina dentro del género fantástico y épico, conocida como la “Tolkien argentina”.

Bodoc, de gran repercusión con su trilogía fantástica La Saga de los Confines, murió este martes de un paro cardíaco a poco de regresar al país tras participar de la Feria del Libro en Cuba.

El sorpresivo deceso de la autora, de 59 años, fue anunciado por Diego Gareca, secretario de Cultura de Mendoza, ciudad en la que vivió buena parte de su vida antes de radicarse en El Trapiche, provincia de San Luis. Bodoc y Gareca habían estado en Cuba, donde participaron en la Feria del Libro de ese país y llegaron a Argentina en la madrugada. El funcionario mendocino no pudo ocultar su sorpresa por el deceso y contó que se enteró por un llamado de la familia.

Justamente para este año estaba programado que la Feria del Libro de Mendoza estuviera dedicada a Bodoc, para resaltar su obra trayectoria. Liliana Bodoc había nacido en Santa Fe el 21 de julio de 1958, y la mayor parte de su vida transcurrió en Mendoza.

Su exitosa Saga de los Confines, una trilogía épica y fantástica basado en la cultura precolombina pero en la línea de autores como J.J.R. Tolkien y J.K. Rowling, la escribió a los 39 años.

El primer libro de esa trilogía, “Los días del venado”, se convirtió rápidamente en best seller, y la misma suerte corrieron “Los días de la sombra” y “Los días del fuego”.

En 2004 y 2014 la Fundación Konex le dio el Diploma al Mérito y en 2014 le otorgó el Premio Konex de Platino.

En mayo de 2016 recibió el título Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo. En 2008, recibió el premio Barco de Vapor en la Argentina, por su novela “El espejo africano”.

Además de la trilogía escribió otras catorce obras, entre ellas “Memorias impuras”, “Presagio de carnaval”, “Sucedió en colores” y “El espejo africano”. Sus libros fueron traducidos al alemán, francés, holandés, japonés, polaco, inglés e italiano.

Bodoc estudió la Licenciatura en Letras en la Universidad Nacional de Cuyo y ejerció como docente de Literatura Española y Argentina en varios colegios de esa universidad.

• Dolor entre referentes de la cultura

Alguno de sus compañeros de trabajo recordaron a la autora a través de redes sociales como Twitter donde a menos de una hora de anunciada su muerte fue tendencia con cerca de 2400 twitts nombrándola.

La escritora Claudia Piñeiro la recordó desde Egipto, adonde se encuentra participando de la Feria del Libro de El Cairo: “Se me parte el corazón. Pensé todo el día en ella porque se había convertido al islamismo y la vi en cada mezquita en la que entré hoy”.

“Hermosa persona, generosa colega, gran escritora. Nunca alcanzará con decir ‘quedan sus libros’, porque ella era esa sonrisa de la foto, era la calidez, el don de gentes y esa inteligencia que hacía interesante hablar con ella del tema que fuera. Se la va a extrañar”, agregó Piñeiro en su muro de Facebook.

Paula Bombara puso la cinta de luto en su foto de perfil. “Absolutamente CONSTERNADA”, así, con mayúsculas, escribió María Teresa Andruetto. “Silencio”, escribió el autor Marcelo Figueras sobre una retrato de la escritora.

“No sé cómo se despide a alguien que se admira tanto, que estuvo en mi casa, que abracé. Los escritores no deberían morirse nunca. Y menos cuando todavía tenían tantas historias por contar. Hasta siempre, Liliana Bodoc”, agregó otra colega, Verónica Sukaczer

Por su parte, la editora, escritora y especialista en promoción de la lectura Beatriz Actis, decidió, “ante el impacto y la enorme tristeza por la muerte de Bodoc”, detenerse en su vasta obra, conformada entre otros títulos por “Simi Titi”, “Aprendiz de dragón”, “Un mar para Emilia”, “Elisa, la Rosa Inesperada”.

“No se trata de una épica individualista sino de historias fundacionales que convocan emocionalmente al lector, y lo hacen desde las acciones de un héroe que emergente de un grupo o comunidad, sujetos colectivos que hacen avanzar la historia”, resumió a Télam Actis.

María Luján Picabea, especialista en literatura para la infancia, agregó: “Duele profundamente la pérdida de una autora que fue una hacedora de mundos, alguien que nos permitía en cada nueva obra echar un ojo al otro lado del espejo”.

“Léanla, en serio, aunque crean que no les gusta leer. Agarren ‘La saga de los Confines’ y léanla”, exhortó, por su parte, el autor Hugo Salas en Twitter; al tiempo que el escritor MartíFelipe Castagnet la recordó como “la persona más dulce” que conoció.

“Una vez me contó que cuando tenía 15 años se fugó de Mendoza con un circo ambulante y llegó hasta Chascomús. Ella misma era una historia, y hablaba con la misma ternura que sus libros”, escribió Castagnet.

“Qué peso siento en el pecho. Liliana Bodoc, una de las mejores escritoras argentinas de todos los tiempos. Una gran maestra. Una obra increíble. Siento que no se la reconoció como lo merecía. ¿Pero qué son los oropeles del mundillo literario? Su obra va a perdurar. ‘La saga de los confines’ especialmente”, escribió Mercedes Giuffré.

A lo que la autora Daniela Pasik se sumó con un “Falleció una escritora inmensa, y una persona adorable, inteligente, como familiar. Lo siento muchídemasiado viva para morirse”.

Penguin Random House, la editorial que publicó los últimos trabajos de Bodoc, expresó mediante un comunicado su “infinito dolor” y “cariño y admiración eternos”; en tanto que el sello SM Argentina, que también publicó sus libros, le agradeció a la creadora de “El mapa imposible”, “las historias y los mundos que nos hiciste descubrir”.

Norma Argentina, otra casa que publicó sus textos, definió su muerte como “desgarradora” y rescató una Bodoc, “siempre vital, siempre dispuesta a apostar por nuevos proyectos. Lili hizo de este mundo un lugar más bello. Fuimos muy afortunados de haber sido testigos de su trabajo literario”.

“Autora de una extensa obra y dueña de una imaginación infinita”, la definió la Biblioteca Nacional en un comunicado; en tanto que el ministerio de Cultura de la Nación destacó “su colaboración con diferentes programas de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip)”.

Las Abuelas de Plaza Mayo expresaron su “tristeza por el fallecimiento de la talentosa Liliana Bodoc, a quien seguiremos leyendo con disfrute y recordaremos por su participación como jurado en la muestra Twitter Relatos por la Identidad III”.

A su vez, la Fundación Leer, organizadora de la Feria del Libro de Buenos Aires resaltó: “Como el viento que llega de sorpresa, llegó esta triste noticia” y “hoy, como siempre, invitamos a leerla. ¡Hasta siempre a la gran creadora de mundos mágicos!”

http://www.ambito.com/

Print Friendly, PDF & Email
Compartir