Inicio Política El cumpleaños de Mauricio Macri: festejo compartido con un jubilado de 100...

El cumpleaños de Mauricio Macri: festejo compartido con un jubilado de 100 años y el fin de semana en Chapadmalal

Compartir

Mauricio Macri cumple hoy 59 años. Pero, con la agenda cargada de reuniones clave de gestión, dejó los festejos para el fin de semana. Este viernes a la tarde, aprovechando los feriados por carnaval, el Presidente se trasladará junto a su familia a la residencia de Chapadmalal donde sus amigos preparan todo para una celebración íntima.

Si bien hoy no tuvo actividad pública, Macri encabezó esta mañana la reunión de coordinación y luego por la tarde realizará el seguimiento de gestión de dos ministerios. Justicia y Defensa.

En el medio, trazó un almuerzo para cumplir con una promesa que le había hecho el año pasado a Julio Torcello, un jubilado que también cumple años hoy, aunque muchos más que el Presidente: festeja los 100 años.

“Me han dicho, Julio, que cumple el mismo día que yo, el 8 de febrero. Somos dos pibes del 8 de febrero”, sonrió el mandatario durante un acto en San Isidro. Y le prometió festejar juntos cuando cumpliera los 100 años. Así, Macri ayer hizo llamar al jubilado y este mediodía lo recibió en su despacho.

Luego, el Presidente fue junto a su esposa Juliana Awada y su hija Antonia al comedor de de Casa Rosada para brindar con los empleados y comer torta de dulce de leche con merengue y crema de frutos rojos. Allí, luego de que le cantaran el “feliz cumpleaños”, sorprendió: “Es un año medio complicado”, lanzó. ¿Se refería a la coyuntura política? Nada de eso: “Es complicado porque el que viene es el cambio de número (a los 60), tengo un año para digerirlo”, bromeó.

“¿Qué deseo pidió?”, le consultaron. “Pedí que dejasen volver 20 años para atrás y empezar de vuelta”, respondió. Incluso, advertido de que, si se cumpliera su deseo “no sería Presidente”, no dudó: “No importa, tendría años para hacer más cosas todavía”.

Ya más serio, Macri pronunció un mensaje con más tinte político a los presentes, muchos de ellos funcionarios y otros tantos empleados de planta estatal. “Espero que sigamos trabajando juntos para ayudar a tantos argentinos que tienen esperanza en este cambio que hemos iniciado. Confío en todos ustedes, cada vez somos un mejor equipo”, dijo.

Aunque esta noche habrá cena de festejo en Olivos, el plato fuerte será el fin de semana, donde el Presidente juntará a su familia con sus mejores amigos: varios del Colegio Cardenal Newman, otros que hizo en la empresa de su familia y tampoco faltarán los de la política.

Durante la semana el escenario estuvo varias veces en duda: hubo idas y vueltas respecto a la conveniencia de ir a Chapadmalal, dado que la próxima semana Macri volverá a desembarcar allí por el “retiro espiritual” que hará con sus ministros y funcionarios, finalmente fuentes oficiales confirmaron que el mandatario aceptó la idea de sus amigos y tras cumplir con su última actividad oficial, este viernes viajará junto a Awada y Antonia para pasar el fin de semana largo.

En 2016, en su primer cumpleaños como Presidente, Macri se había recluido en un exclusivo hotel de Ascochinga, Córdoba. Y el año pasado siguió sin escalas rumbo a La Angostura, tras su visita oficial a Brasil.

La rutina de regalos este año no cambió: los primeros que recibió fueron los de Awada y Antonia: “Cartas y fotos, no pido nada más”, contó el Presidente en el comedor. “Así que el que quiere me puede mandar un dibujito”, bromeó.

https://www.clarin.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir