Inicio Economía En enero se desaceleró el déficit comercial con Brasil

En enero se desaceleró el déficit comercial con Brasil

Compartir

Las exportaciones crecieron 6,9% interanual mientras que las importaciones aumentaron 16,3%, menos que en diciembre.
El déficit comercial con Brasil ascendió a 478 millones de dólares en el mes de enero, por lo que aumentó 34% respecto de igual mes de 2017. Esto marca una desaceleración marcada respecto de diciembre cuando el déficit de comercio bilateral ascendió a 829 millones de dólares, el máximo de los últimos dos años.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, el resultado de enero fue producto de 1.205 millones de dólares de importaciones (16,3% más que en igual mes del año anterior) y de 727 millones de dólares de importaciones (un aumento del 6,9% interanual).

Respecto de las importaciones, desde Abeceb, la consultora del economista Dante Sica, destacaron que su expansión “marca la menor tasa de crecimiento desde noviembre 2016 (+15,0% i.a.)”. Los productos que más se importaron del principal socio comercial no variaron significativamente desde el año pasado: productos del sector automotriz (vehículos para pasajeros, autopartes y motocicletas).

El déficit comercial se ubicó en USD 478 millones, el mayor para un mes de enero en más de 17 años. ‘Sin embargo, vale la pena destacar una mejora significativa con respecto al déficit de diciembre que se ubicó en USD -829 M’, señaló Abeceb.
“Para 2018, se proyecta que el crecimiento en la importación de vehículos se ubique alrededor de 15% en cantidades, anotando una considerable desaceleración con respecto al 50% que se registró a largo de 2017. De esta manera, se espera que un menor avance en la importación de vehículos contribuya a un menor crecimiento en las importaciones totales”, adelantaron en Abeceb.

Adicionalmente, la importación de productos ligados al sector agropecuario y de la construcción también lideraron las compras de enero. Entre ellos, tractores, máquinas aplanadoras y máquinas para uso agrícola. Finalmente, pesaron en las importaciones del mes la compra de minerales como zinc en bruto, óxido/hidróxido de aluminio y aluminio en barras.

“Si bien las importaciones probablemente crecerán con fuerza, lo harán a un menor ritmo respecto de 2017 (tienen una base de comparación más alta). De esta forma, el déficit comercial continuará profundizándose en términos nominales pero es probable que al medirlo como porcentaje del PBI se mantenga en valores similares a los registrados el año pasado (-1,3% del PBI)”, proyectó la consultora Ecolatina.

Por el lado de las exportaciones, se destacan los productos del sector automotriz y los productos primarios. Entre los primeros se encontraron los vehículos para pasajeros, vehículos de carga, aceleradores de reacción y motores para vehículos y sus partes. A su vez, el trigo en grano, malta no tostada y productos hortícolas, se ubicaron entre los productos primarios que impulsaron las exportaciones durante el primer mes del año.

“Con estos guarismos, el déficit comercial para el inicio del año se ubicó en USD -478 M, significativamente mayor al nivel que se anotó durante enero 2017 (USD -356 M). De esta manera, se registró nuevamente un rojo comercial histórico al ser el mayor déficit comercial para un mes de enero en más de 17 años. Sin embargo, vale la pena destacar una mejora significativa con respecto al déficit de diciembre que se ubicó en USD -829 M”, señaló Abeceb.

http://www.lapoliticaonline.com

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments