Inicio Tapa El drama del policía que salvó la vida del turista estadounidense

El drama del policía que salvó la vida del turista estadounidense

Compartir

No pudo volver a su barrio por temor a represalias por parte de la familia del delincuente. Además, la justicia lo embargó en $400 mil pesos, por presunto “exceso de legítima defensa”.

Luis Oscar Chocobar forma parte de la policía local de Avellaneda. El pasado 8 de diciembre se encontraba vestido de civil y en camino a realizar su trabajo extra, conocido en la jerga como “adicionales”, cuando se topó con un intento de asalto en curso.

Ante ese escenario, Chocobar reaccionó y salvó la vida del turista estadounidense Frank Joseph Wolek, de 60 años, quien había sido asaltado por dos delincuentes en el barrio porteño de La Boca.

Wolek recibió 10 puñaladas antes de que los atacantes comenzaran a darse a la fuga, alertados por la presencia del policía. En ese momento, Chocobar disparó su arma reglamentaria e hirió a uno de ellos, quien murió a los pocos días. Según relató el efectivo, le pareció ver un gesto que indicaba que el atancante iba dispararle.

“Me encuentro con el turista que forcejeaba [con dos ladrones], me levanta la mano pidiendo ayuda y se desvanece”, había afirmado Chocobar poco después del incidente. “Hubo una persecución. Logro visualizar a los dos [delincuentes]”, entonces disparó.

El turista estuvo al borde la muerte, y finalmente se salvó gracias al trabajo del equipo médico del hospital Argerich. No obstante, el policía local comenzó a vivir una pesadilla: primero, por decisión del juez Gustavo Pierretti, pasó 72 horas detenido: inicialmente en la comisaría 26° de la Policía de la Ciudad, luego en la seccional 30° y finalmente en la alcaidía de Tribunales, en donde debió dormir en el suelo.

Después, conforme avanzó la causa en la que está acusado de “exceso de legítima defensa”, el juez Enrique Gustavo Velázquez, a cargo del Juzgado Nacional de Menores 1 de la Ciudad de Buenos Aires, le trabó un embargo de $400 mil. Además, no pudo regresar a su casa, en La Boca, por miedo a los amigos y familiares del delincuente.

“Yo me siento un poco decepcionado de la Justicia porque me está cagando la vida en estos momentos. No logro entender el motivo por el cual quieren sacarme esta cantidad de plata [$400 mil], con la cual no cuento, porque [conste] que día a día salgo a trabajar, que tengo que hacer adicionales y estar viendo cómo conseguir un trabajo más. Creo que en cierto punto me están arruinando la vida”, dijo entrevistado por periodistas de canal C5N.

El efectivo policial lamentó el hecho a través de las redes sociales, y publicó una foto junto al turista que salvó

“Estaba en riesgo la vida de tres personas y, en última instancia, la mía, traté de que no me hiciera daño a mí, temí por mi vida y por eso actué como lo hice”, afirmó, esta vez en comunicación con Radio La Red.

También relató el temor que siente por posibles represalias: “Estuvieron buscándome [los allegados del delincuente fallecido], es por eso que hay una denuncia en fiscalía. Al barrio [La Boca] no volví, no quiero arriesgar a mi familia, ni nada; si bien el problema es conmigo, uno nunca sabe cómo pueden reaccionar. Tengo en mente reubicarme, irme a vivir en algún lado, estar tranquilo, porque vivir en casa de amigos o parientes no va conmigo”.

A pesar de su decepción, Chocobar sí destacó el apoyo que está recibiendo por parte de la Policía Local de Avellaneda y del Ministerio de Seguridad Porteño. En este sentido, el titular de esa cartera, Cristian Ritondo, lamentó públicamente el fallo del juez, a través de su cuenta de Twitter.

De momento, el policía continuará en libertad y seguirá en su puesto. Por su parte, el área legal de la departamental confirmó que apeló la decisión judicial. El hecho tuvo lugar en la intersección de Garibaldi y Olavarría, en la zona del famoso paseo “Caminito”, del barrio de La Boca.

Print Friendly, PDF & Email