Inicio Tapa Roberto Baradel quiere destronar a Magario en La Matanza, Cristina lo apoya

Roberto Baradel quiere destronar a Magario en La Matanza, Cristina lo apoya

Compartir

 

“Si Roberto quiere sacar a la tilinga (Magario) lo apoyamos, pero primero que se pegue una ducha”, dijo entre carcajadas la viuda de Kirchner.

Fernando Espinoza creyó que Verónica Magario iba a ser su chirolita gobernando La Matanza pero ya se sabe que en el peronismo la traición es moneda corriente y la intendenta hace lo que quiere sin consultarlo.

Cuando Espinoza le dijo a Cristina que Magario estaba intratable, sabiendo que la viuda de Kirchner la detesta, la senadora le dijo que había que ir buscando un reemplazante que le empezara a mover el piso desde ahora.

Espinoza le contestó que Roberto Baradel tenía ganas de postularse para la intendencia y ahí Cristina hizo el chiste que mencionamos al comienzo: lo apoya pero primero que se bañe.

La ex Presidente dice que los votos de ese populoso distrito suburbano son de ella, ni de Magario ni de Espinoza, y si Cristina lo bendice a Baradel la rubia teñida está fuera de carrera y ni siquiera la va a apoyar si intenta postularse a la gobernación de la Provincia de Buenos Aires.

Pero hay otro detalle que nos contó nuestra “garganta profunda”.

Hace unos años, Cristina visitaba a la que después fue -tal vez lo sigue siendo- la “gurú” de cabecera de Mauricio Macri.  Se la conoce como Vivi (Viviana), atiende en un consultorio en la Zona Norte de la provincia de Buenos Aires, a pasos de la estación de trenes del ramal Mitre. Vivi fue tapa de la revista Noticias hace unos años, donde la presentaron como la “gurú” de Macri pero nada dijo la revista que también lo fue de Cristina.

Nos dicen que es una mujer con poderes psíquicos y místicos, no una “mano chanta” como el personaje de Alberto Oñmedo. Está formada en esas escuelas de filosofía Oriental (meditación y yoga entre varias) y posee dones que los utiliza como vidente.

Ya sabemos que los políticos son además de muy supersticiosos afectos a consultar lo que comúnmente se llaman “brujos”. Solo recordar que Carlos Menem tuvo su “bruja” de cabecera en una mujer llamada Hilda, tarotista, con la cual se enojó mal cuando Hilda le profetizó que jamás tendría un tercer mandato Presidencial.

Como ya dijimos en este mismo espacio, Verónica Magario tiene fuertes vínculos con sectas de Vudús, gente que con la peor de las energías que están levantando lo que ellos llaman también “terrenos sagrados” en las zonas más empobrecidas de La Matanza, como el barrio llamado Puerta de Hierro.

Cristina le escapa a esas costumbres de los grupos que hacen sacrificios de sangre (tanto con animales como en algunos casos hasta con niños).  Y también le huye a Magario porque quiere cortarse sola sin la bendición de “la Porota”.

Roberto Baradel va por la intendencia de La Matanza y lo que también quiere Cristina es que acabe con Magario a cualquier precio. No la quiere ni ver como candidata a gobernadora y sabe -porque lo dicen las encuestas- que Maria Eugenia Vidal se la come cruda.

En los sectores de la clase media Baradel tiene un total repudio, pero como en La Matanza casi todos son pobres muy posiblemente lo suyo tiene cabida en una competencia electoral si cuenta con el apoyo de Cristina.

Hay más, pero por hoy basta y ya te contaremos como sigue esta historia.

Por Jorge D. Boimvaser

@boimvaser

Print Friendly, PDF & Email
Compartir