Inicio Tapa ¿El Papa Francisco no viene a la Argentina por el vínculo de...

¿El Papa Francisco no viene a la Argentina por el vínculo de Macri con una secta pseudo-hinduísta?

Compartir

Hace unos meses tuvimos la oportunidad de hablar con dos pesos pesados del Episcopado argentino y salió el tema del vínculo tirante de Francisco con Macri.

Por Jorge D. Boimvaser
@boimvaser

Fue cuando nos contaron la preocupación de del catolicismo argentino por los vínculos de la jefa de La Matanza, Verónica Magario, con sectas tipo Umbandista a quienes les concedió terrenos para sus prácticas rituales. El asunto es que esas prácticas suelen hacer matanzas de animales en sus ritos y esa barbaridad en nombre de una creencia son ilegales y derraman malas energías en las zonas donde se realizan. El Vudú en Haití trasladado a la Argentina puede llegar a hacer de La Matanza un “región maldita” y de ahí salen asesinos que después matan por doquier.

Uno de los partícipes de ese encuentro nos dijo que el Papa Francisco no acepta que en la Argentina tenga un Presidente budista. Le respondimos que el budismo es una creencia de bien, que si Macri es budista lo disimula muy bien.

Pero otro de los hombres del Episcopado aclaró la idea: “El disgusto de Francisco no es con el budismo, sino con una secta llamada “El Arte de Vivir”, cuyo conductor es el Ravi Shankar, quien se proclama hinduista y moviliza muchos millones de dólares en nombre de su creencia en 150 países del mundo. ¿Tienen otra finalidad que no sea la enseñanza de la doctrina (Dharma)?

El gurú Ravi Shankar

“El Arte de Vivir” tiene mucha vigilancia de las agencias federales de EEUU y múltiples cuestionamientos a sus actividades. Hubo personajes públicos, como el periodista Pablo Duggan, que denunciaron haber participado en sus actividades y salieron horrorizados por las conductas de los líderes de esa presunta ONG.

Ravi Shankar tenía un lugar preponderante donde dar algunas de sus charlas no siempre claras y concisas, en el Templo de la calle Libertad -a pasos de la avenida Córdoba-, cuyo líder es el rabino Bergman.

Nos dijeron los voceros del Episcopado que el entonces cardenal Bergoglio le advirtió a Bergman acerca de las sospechas que recaían sobre “El Arte de Vivir”, cuya sede central en la calle Conesa era un enorme y costosísima mansión puesta a todo lujo -pileta de natación incluída-, que después dicen se la compró Mario Pergolini.

El rabino Bergman terminó ninguneando a Bergoglio y eso colmó el vaso de la tolerancia. Tiene no pocas salidas poco felices el hombre que se vistió de plantita, cuyo ex cuñado el también rabino Sergio Spolsky no son bien vistos por amplios sectores del judaísmo.

Más allá de las creencias, que se le dé lugar a una Fundación supuestamente espiritual (no se dicen religiosos) la tirantez existente entre Macri-Bergman con Bergoglio por “El Arte de Vivir” viene de hace tiempo.

Para culminar, los hombres fuertes del catolicismo en la Argentina dicen que Francisco no quiere pisar su patria natal porque no se siente cómodo con un Presidente que adhiere y aporta a una Fundación de dudosos intereses.

¿Y si le meten a hombres del Ravi Shankar entre sus anfitriones en caso de pisar suelo argentino?

Sergio Bergman brilla por el dinero que tiene pero no por las luces de sus actos.

“¿El tema de la grieta no tiene nada que ver entonces”?, le preguntamos a nuestro interlocutor.

No podemos dar su nombre porque fue una charla en off, tan solo podemos decir que un partícipe de esa charla fue el periodista Horacio Frega, interventor de Canal 7 – ATC en el mandato de Carlos Menem, ferviente católico y peronista.

“Nada de grieta, si Francisco visitara el país haría lo imposible para que la grieta desaparezca”, fue la respuesta.

¿Será tan así como nos dijeron?

Ni descartamos que esa sea la razón, ni le ponemos todas las fichas de que sea tal cual nos lo contaron.

Solo transmitimos una versión contada por gente de las entrañas del catolicismo en la Argentina.

Print Friendly, PDF & Email

Comments