Inicio Tapa Los gobernadores le dicen NO a Cristina

Los gobernadores le dicen NO a Cristina

Compartir
Gobernadores peronistas

El nuevo presidente del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, en diciembre pasado había propuesto armar una mesa de diálogo que aglutine a todos los sectores peronistas, de cara a las próximas elecciones presidenciales. Sin embargo, un gran número de referentes, entre ellos varios gobernadores, rechazan participar si se incluye a Cristina Fernández de Kirchner.

El intendente de Merlo y el de Esteban Echeverría, Fernando Gray, su vice al frente de la conducción del PJ bonaerense, habían lanzado su mandato con el claro objetivo de que los dirigentes de Cumplir, el Frente Renovador y Unidad Ciudadana se acerquen al peronismo, y armen un frente de oposición a Cambiemos. No obstante, el fin electoral parece quedar eclipsado por el recelo que despierta la ex mandataria.

Gustavo Menéndez y Fernando Gray, el presidente y el vice del PJ bonaerense
PJ bonaerense

De entrada, el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa, dijo que no participará del espacio, y rechazó la posibilidad de reunirse con Cristina, como había propuesto Menéndez. Después, más jerarcas peronistas fueron sumándose a la negativa, aunque algunos admitieron la posibilidad de participar de las PASO 2019.

El senador Juan Manuel Pichetto tampoco se sumará al espacio, es más, ya se encuentra fogueando la búsqueda de un candidato peronista, alejado del kirchnerismo. Sus diputados y senadores hace años que mostraron una clara diferencia con el sector de La Cámpora en el Congreso, ahora agrupados en Unidad Ciudadana.

Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán) también llevan bastante tiempo intentando despegarse de Cristina y de los casos de corrupción que salpicaron sus mandatos. Por otro lado, se muestran bastante críticos del gobierno de Mauricio Macri, por lo que podrían ceder y ponderar evitar que Cambiemos gane nuevamente en 2019.

Por su parte, los justicialistas Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Schiaretti (Córdoba) tampoco aceptan confluir con la ex mandataria, aunque se muestran menos distantes del Gobierno nacional. En ambos casos, una posible alianza que incluya a Cristina puede descartarse por completo.
Rosana Bertone (Tierra del Fuego) solía ser una ultra kirchnerista que “bancaba el proyecto” desde su escaño en el senado. Ahora, al frente de la gobernación provincial, evita mencionar demasiado a Cristina y tiene un bajo tono de crítica al Gobierno Nacional

Mientras tanto, Gildo Insfrán (Formosa) de momento se mantiene fiel a la hora de hablar de Cristina, después de haber sido favorecido durante años por el ex matrimonio presidencial; asimismo, es un acérrimo opositor a Macri. No obstante, el amor tiene sus límites, y el gobernador no quiere arriesgarse a quedar en el bando perdedor: después de las últimas elecciones sumó sus senadores al bloque de Pichetto y sus diputados a Unidad Ciudadana.

Los gobernadores discutiendo las reformas impositivas con Mauricio Macri

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, se había enfrentado a Cristina en 2016, pero finalmente negocio con La Cámpora para estas últimas elecciones. Para el mandatario, enfrentar a Macri es más importante que despegarse del PJ kirchnerista. Una postura similar tiene Alberto Rodríguez Saá (San Luis); de hecho, su sobrino, Nicolás Rodríguez Saá, fue candidato en la lista de Unidad Ciudadana en las últimas legislativas.
Las alianzas en el Congreso de encuentran igual de trabadas. Cristina y Pichetto se disputan al peronismo en el Senado y bajan línea a diputados. En el medio se encuentra el tigrense Massa, quien todavía se muestra en opositor a todos. El jefe del FR apuesta a posicionarse de forma independiente, aunque el resultado de las últimas elecciones lo dejó bastante lejos de la posibilidad de ser un presidenciable, a menos que integre un frente más fuerte.
La gran mayoría sí admitiría participar de las PASO, y tal vez pensar una estrategia para que Mauricio Macri no gane en primera vuelta. De momento, parece difícil armar un espacio de unidad peronista, incluso con la excusa de enfrenta a Cambiemos en las urnas.

Print Friendly, PDF & Email