Inicio Tapa La AFIP K para Cristóbal López

La AFIP K para Cristóbal López

Compartir

Para la Justicia, el ente recaudador, en ese momento dirigido por Ricardo Echegaray, favoreció al empresario Cristóbal López con planes de pago que le permitieron quedarse con más de $ 2200 millones.

Desde 2013 la AFIP de Echegaray le concedió a Cristóbal López planes de pago especiales que le permitieron ahorrarse esa escandalosa cifra. Mediante esa estrategia, se esperaba que el empresario pudiera protegerse contra posibles futuras denuncias por evasión fiscal.

Sin embargo, el tratamiento preferencial quedó en evidencia cuando la Justicia obtuvo una serie de documentos internos de la AFIP. Por la operatoria, el juez federal Julián Ercolini procesó a Echegaray y a los dueños del Grupo Indalo: López y su socio, Fabián de Sousa.

Para el magistrado, el grupo empresarial fue favorecido “de manera irregular y en forma consistente, sistemática y deliberada, mediante la inobservancia de los deberes inherentes a su cargo [Echegaray]”, incluso “a sabiendas de que no correspondía hacerlo”.

Estas preferencias incluían la recepción de documentación fuera de horario y en oficinas poco comunes, planes de pago con montos superiores a los aprobados por los técnicos de la AFIP, y varias resoluciones firmadas por altos funcionarios de la DGI y del ente recaudador, que otorgaban plazos consecutivos de 24 horas, según informó La Nación.

Los documentos recuperados por la Justicia están firmados por Echegaray, De Sousa y el abogado y contador Guillermo Michel, hombre de confianza del ex titular del ente recaudador.

Es decir, que la AFIP aprobó los planes de pago solicitados por Indalo, con los montos y plazos que fijaron López y De Sousa, sin la evaluación técnica correspondiente. Es destacable que en esos años de favoritismo, el grupo había llegado a acumular un rojo fiscal mayor a los $ 8000 millones, por la retención indebida del impuesto a la transferencia de combustibles.

Por su parte, Echagaray rechazó las acusaciones y descargó la responsabilidad en el área técnico administrativa de la AFIP. Según su defensa, sólo aceleró algunos expedientes que ya habían sido aprobados por esa área. No obstante, Ercolini rechazó el argumento y ordenó el procesamiento como principal culpable; de momento permanece en libertad, mientras que López y De Sousa están en prisión desde el pasado 19 de diciembre.

Print Friendly, PDF & Email