La interna de la CGT, sin freno: renunció el “Barba” Gutiérrez a la conducción

0
Compartir

El ex intendente lidera la UOM de Quilmes, que ayer se vio involucrada en los violentos ataques a la Policía. Quería que la conducción fuera más dura con Macri.

Se dobló tanto que se partió. Después de que trascendieran las diferencias internas y públicas entre distintos sectores de la CGT, este martes se aceleró la fractura: Francisco “Barba” Gutiérrez, ex intendente de Quilmes y referente de la UOM local, presentó su renuncia como secretario de Interior de la central.

Su decisión se conoció a través de las redes sociales: “@barbagutierrez en representación d la UOM presentó hoy su renuncia a la Secretaría Interior CGT x no compartir estrategia. Considerando q la CGT debe ser hoy mas firme y contundente en defensa de los trabajadores y el modelo productivo industrial. Rechazó la reforma laboral”.

Gutiérrez, abiertamente kirchnerista, venía fogoneando dentro de la central medidas de protesta más duras contra el Gobierno de Mauricio Macri. Y ayer, decenas de militantes que estaba con remeras y banderas de la UOM Quilmes, protagonizaron algunos de los episodios más violentos en la plaza de los Dos Congresos. Un sugestivo comunicado de la conducción de la central habría acelerado su salida.

Ocurre que poco antes de conocerse la decisión de Gutiérrez, se difundió una gacetilla de la CGT donde los tres secretarios generales, Carlos Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid se desmarcaban de los hechos de violencia que ocurrieron durante la protesta de ayer en la zona del Congreso: “Los violentos que han atacado actos de esta CGT son los mismos que ayer se han expresado del mismo modo. Como parte de la institucionalidad de este país fuimos también víctimas de quienes tratan hoy de atacarla. Vengan del lado que vengan”.

En marzo pasado, cuando la CGT hizo una marcha contra el Gobierno, al finalizar hubo corridas, piedrazos e invasión del escenario por parte de sectores de la “izquierda” y ligados a intendencias “kirchneristas” de la provincia de Buenos Aires, según en ese entonces afirmaron Schmid y Daer. Uno de los apuntados fue Gutiérrez.

El triunviro de la CGT rechazó ahora “la utilización de la violencia como método de reclamo y, a su vez, de manera paradójica, como forma de impedir, desde el Estado, la libre expresión de la protesta social”.

Además Acuña, Daer y Schmid rechazaron la ley de reforma previsional votada esta mañana por el Congreso y dijeron que el Gobierno no los invitó en ningún momento “al diálogo sobre este proyecto para expresar nuestra posición. Aun hoy, luego de votada positivamente la ley, no hemos encontrado funcionarios del Poder Ejecutivo que ofrezcan una explicación seria y profunda que convenza a la opinión pública”, señaló la conducción de la central obrera.

Y concluyó: “Esta Confederación seguirá utilizando los medios legales y constitucionales que le permitan no solo oponerse a este proyecto, sino a todo avance que se pretenda sobre los derechos de nuestros trabajadores”.

La interna en la central ya había quedado clara con la convocatoria al paro, desde las 12 del lunes a las 12 de este martes, que no tuvo el acatamiento del estratégico sector del transporte. Desde hace un tiempo, los referentes de los sectores denominados “gordos” y los “independientes” decidieron tomar distancia de la postura más opositora de otros gremialistas, como Gutiérrez, Pablo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (Bancarios)

https://www.clarin.com/

Print Friendly, PDF & Email

Comments