Inicio Tapa El Gobierno contra la Armada por ocultar información crucial sobre el ARA...

El Gobierno contra la Armada por ocultar información crucial sobre el ARA San Juan

Compartir

Finalmente el desenlace fue el peor: el submarino ARA San Juan continúa sin aparecer, y el océano será para siempre el lugar de reposo eterno de nuestros marinos. Ahora llega el momento de echar culpas, el gobierno nacional apunta contra la Armada, por ocultar información sensible sobre los problemas que la nave estaba sufriendo en altamar.

Esta semana se conoció que la Armada ocultó ocho llamadas satelitales provenientes del ARA San Juan. El dato fue dado por la empresa Tecsa, encargada del sistema de comunicaciones del submarino.

Los contactos, establecidos por el capitán de fragata y comandante del ARA San Juan, Martín Fernández, suman en total unos 55 minutos. Es decir que, si bien la última comunicación se estableció en la mañana del miércoles 15 de noviembre, la versión distaría de ser la dada por la Armada en un principio: todos los indicios estaban dados para suponer que la nave se encontraba en estado crítico.

De acuerdo a la información brindada por Tecta, las llamadas establecidas desde el submarino tuvieron comenzaron a la 01:11 del 15 de noviembre. La última fue la que más tarde se informaría oficialmente: a las 7:36. Sin embargo, en el medio registraron varias más, la más larga de más de 13 minutos.

A pesar de que en esas ocho llamadas el capitán de fragata Fernández, habría dado alertado sobre el estado en el que se encontraba el submarino, ni la base naval de Mar del Plata, ni la de Puerto Belgrano, trasmitieron las “novedades” a sus superiores para comenzar un operativo de rescate inmediato, y no dos días después, conforme al protocolo.

La noticia de la desaparición del ARA San Juan llegó a oídos del jefe de la Armada, el almirante Marcelo Hipólito Srur, recién el viernes, cuando empezó el operativo de búsqueda. Algo similar pasó con el ministro de defensa, Oscar Aguad.

Semanas después se supo que ese mismo viernes el submarino había sufrido una explosión. Es decir que los jefes de las bases de Puerto Belgrano y Mar del Plata desperdiciaron dos días clave, con información certera de que el submarino había sufrido “avería” en sus baterías, con ocho llamadas realizadas por parte del capitán de fragata de la nave, y antes de que se produzca la explosión.

Desde la Armada admitieron las comunicaciones y afirmaron que el operativo de rescate se desplegó dos días después porque la avería había sido resuelta: “Ya hemos recibido esa planilla corroborando justamente las llamadas tanto de telefonía como de datos. Se aprovecha el mismo sistema para lo que es voz y datos. Son las primeras llamadas que hizo el comandante de la unidad informando de la falla y este cortocircuito y principio de incendio, humo sin llama”, indicó el vocero la fuerza, Enrique Balbi.

Por su parte, el jefe de la Armada admitió las dudas al respecto del accionar de los jefes de las bases involucradas: “Tenemos que llegar a la conclusión y determinar exactamente qué es lo que quiso comunicarse desde el ARA San Juan. En el último contacto que tuvo con la Base Naval de Mar del Plata se le indicó que debía seguir navegando hacia ese destino”.

No obstante, desde el gobierno mostraron un claro descontento por el manejo de la información en esos dos días cruciales, que terminaron colocando a Argentina como protagonista de la mayor tragedia naval en tiempos de paz.

Ahora corresponde a la Justicia determinar las responsabilidades, si las hubo, de la tragedia. La causa está a cargo de la jueza Marta Yáñez, de Caleta Olivia.

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Comments