Inicio Policial Balean por la espalda a un policía que intentó evitar un robo...

Balean por la espalda a un policía que intentó evitar un robo a una farmacia

Compartir

El oficial está grave. Hay tres detenidos. Una cámara registró el ataque.

Sebastián Gabriel Orrego Aravena (23), un policía federal que estaba de franco, entró a comprar en una farmacia de Quilmes y se encontró con un ladrón que amenazaba al dueño con un arma. De inmediato, dio la voz de alto. Nunca esperó que por atrás apareciera un cómplice que le dio al menos dos tiros por la espalda. Quedó internado, en estado crítico.

El hecho ocurrió hoy a la mañana, cerca de las 8.30, en un comercio situado en 12 de Octubre, entre Estanislao del Campo y Joaquín V. González, en Quilmes.

Allí, dos ladrones tenían amenazado al farmacéutico con un arma mientras le exigían el dinero de la caja. Uno de ellos pasó para el otro lado del mostrador y comenzó a tomar el dinero, mientras su cómplice mantenía apuntado al comerciante.

Según se puede ver en las imágenes registradas por una cámara de seguridad, los asaltantes no estaban conformes con lo que habían robado hasta ese momento y continuaron revolviendo el lugar en busca de objetos de valor.

Balean por la espalda a un policía que intentó evitar un robo a una farmacia

Detenidos por balear a Sebastián Orrego, policía de la Federal, quien intentó impedir un robo en Quilmes.

Mientras uno de los asaltantes buscaba productos entre las góndolas del local, el oficial Orrego ingresó a comprar al comercio, vestido de civil.

El policía dio la voz de alto y el ladrón que amenazaba al comerciante levantó las manos y se arrodilló. Cuando Orrego pensó que tenía la situación controlada, un cómplice apareció por atrás y le disparó por la espalda. La víctima cayó en medio del local.

El farmacéutico se arrojó al piso para protegerse y los ladrones escaparon corriendo. Antes de irse, uno de ellos se acercó al oficial herido y le sacó su arma.

Balean por la espalda a un policía que intentó evitar un robo a una farmacia

La Policía encontró el Renault Clio negro que usaron los ladrones para huir en Cravioto al 2500.

Los asaltantes se subieron a un Renault Clio negro que estaba en la puerta con un tercer sospechoso al volante y escaparon.

El dueño del local llamó al 911 y la Policía comenzó a buscar el auto de los ladrones, que tenía la patente tapada con una cinta.

Un móvil del Comando de Patrulla de Quilmes vio el Clio estacionado en Cravioto al 2500 y lo cruzó. Allí identificaron a uno de los sospechosos.

Balean por la espalda a un policía que intentó evitar un robo a una farmacia

Una de las armas secuestradas a las sospechosos.

Sus cómplices cayeron en un complejo de viviendas de la zona. Uno de ellos estaba escondido abajo de la cama y el otro, en un baño.

Además hallaron dos armas arriba de una mesa y sobre una cama. Una de ellas, calibre .9 mm marca Taurus, sería la del policía baleado. La otra pistola tenía la inscripción “Policía de la Provincia de Buenos Aires”.

Los tres detenidos quedaron imputados por “tentativa de homicidio y robo agravado en poblado y en banda”, en la causa que tramita en la Fiscalía N° 5 de Quilmes.

El policía herido quedó internado en grave estado en el Hospital El Cruce de Florencio Varela. Según informaron fuentes policiales, recibió al menos dos balazos, uno de ellos en la nuca y otro en la columna. Su pronóstico es reservado y trascendió que tiene muy comprometidos los pulmones, por lo que aún no pudo ser derivado al Hospital Médico Policial Churruca.

https://www.clarin.com/

 

Print Friendly, PDF & Email

Comments